Imprimir

Abusos en las plazas de discapacitados

on . . Visitas: 625


La delegación de Tráfico estudia crear, antes del año que viene, 50 nuevas plazas para personas con problemas de movilidad

M. ÁNGELES MORCILLO M. ÁNGELES MORCILLO MÉRIDA.

2010-02-09_ima1

Félix Rodríguez madruga mucho. Más de lo que quisiera. Se levanta a las seis y media de la mañana si quiere encontrar un aparcamiento en la calle Trajano. Y eso que, por derecho, lo tiene reservado. Padece espina bífida. Un defecto de nacimiento de la columna vertebral que se presenta por un fallo en el cierre del tubo neural durante el primer mes de embarazo. La consecuencia es que la médula espinal no se desarrolla con normalidad. Por eso este cuponero, que se gana la vida repartiendo suerte en la calle Félix Valverde Lillo, a las puertas del Mercado de Calatrava, tiene derecho a un aparcamiento para discapacitado.

Hace muchos años, no recuerda exactamente cuántos, se sacó el carné de conducir. Inmediatamente se hizo titular de una tarjeta para discapacitados. Este documento le da el derecho a utilizar una de las 110 plazas de las que dispone Mérida en la actualidad dirigidas, sólo y exclusivamente, a estas personas.

Pero Félix justifica su madrugón. «Si no vengo temprano, no puedo aparcar en el sitio que me corresponde. Sé que hay mucha gente, que no tiene ninguna minusvalía, y que utiliza la tarjeta de algún conocido discapacitado para encontrar un aparcamiento sin dificultad. Eso es injusto. Porque la tarjeta es personal e intransferible, o por lo menos, así debiera ser».

La picaresca de los que aparcan donde no deben con tarjetas que no son suyas restan sitios a sus 'propietarios'. Igual que quitan plazas los que ocupan estos lugares sin, ni tan siquiera, mostrar en el salpicadero del coche la tarjeta. Son los que incumplen la norma y dejan su coche en algunos de estos reservados.

71 multas en 2009

Por estos motivos, según el delegado de Tráfico, José Fernández, los agentes de la Policía Local, tuvieron que interponer, tan sólo el año pasado, un total de 71 multas a personas que habían dejado su vehículo en lugares destinados a discapacitados y no tenían derecho. «Es una cifra muy alta de denuncias para este tipo de infracción»

Ante la falta de aparcamiento, Rodríguez dice que no sería mala idea «aumentar el número de estas zonas reservadas en la ciudad, que todavía resultan algo escasas».

Así lo cree también el delegado de Tráfico, José Fernández. Por eso, entre sus planes, contempla la creación de otras 50 nuevas plazas reservadas para este colectivo antes de que termine la presente legislatura, el año que viene.

160 plazas en total

En la actualidad, la ciudad dispone de 110 plazas de aparcamiento para personas con discapacidad, «de las cuales, 70, han sido creadas desde que estamos en el equipo de Gobierno, aproximadamente en dos años y medio», explica Fernández. Por lo tanto, si los planes del concejal se hacen realidad, en 2010 se habrán multiplicado por cuatro las plazas de aparcamiento para discapacitados, llegando a la cifra de 160 en total.

«Cuando entramos en el Ayuntamiento, en la ciudad tan sólo existían 40 plazas reservadas a estas personas. En dos años y medio las hemos ampliado en 70, por lo que en la actualidad gozamos de 110 plazas. Y antes de que acabe la presente legislatura queremos crear otras 50 nuevas, sobre todo en las barriadas, en las que también hacen mucha falta». También existen en la actualidad otras cuatro plazas privadas, que actúan como una especie de vado permanente, y cuyos propietarios abonan una cuota anual para su reserva.

El delegado de Tráfico explica que, en una ciudad como Mérida, con su número de habitantes, debería haber, al menos, una plaza de aparcamiento para discapacitados por cada 40 vehículos.

Estas tarjetas caducan a los cinco años. Cuando cumple el lustro hay que renovarlas. El temor que expresa Fernández es que «hay mucha gente que tendrá la tarjeta desde hace mucho tiempo. Como no se sabe quién es, porque su nombre no estará registrado, seguirá con ella de forma indefinida y no tendrá la necesidad de renovarla».

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web