Imprimir

Discapacitados de pega

on . . Visitas: 801


JOSÉ DOMÍNGUEZ PORTUGALETE.

Uno de los principios que rigen las sociedades modernas es acabar con las barreras y facilitar en todo lo posible la movilidad de aquellos que más difícil lo tienen. De ahí que, entre otras acciones, las instituciones contemplen bonificaciones especiales para los discapacitados como, por ejemplo, la exención en el pago del impuesto de circulación. En Portugalete, sin embargo, esta posibilidad había dado lugar a una picaresca que el Ayuntamiento ha atajado de raíz. Amparado en la nueva normativa foral, ha retirado dos de cada tres bonificaciones concedidas a vecinos que ya no se ajustan a las condiciones.

El año pasado un total de 976 vehículos figuraban en el padrón municipal como exentos de abonar el correspondiente tributo al Ayuntamiento, lo que representa el 4,4% del parque móvil en la villa jarrillera. Todos los beneficiarios habían alegado algún tipo de discapacidad. Pero los responsables locales han descubierto que «algunos se aprovechaban hasta de sus mayores para beneficiarse», según informó el concejal del área de Hacienda, Santiago Pérez.

Así que el Ayuntamiento no se lo pensó dos veces. El Boletín Oficial de Vizcaya publicó el pasado 28 de diciembre la nueva norma foral sobre el impuesto de vehículos de tracción mecánica y los técnicos municipales se pusieron a trabajar a destajo. El resultado es que 672 beneficiarios se quedarán fuera este año de la medida de gracia, «aunque todavía quedan 181 que podrían presentar la documentación acreditativa».

Según explicó el edil, la nueva regulación «permite concretar mucho más» cada supuesto. Así, Portugalete sólo considerará exentos los coches con menos de catorce caballos fiscales, «ya que ahora proliferan los vehículos de gran cilindrada y muchos buscaban esta triquiñuela para eludir el pago del impuesto».

Tipos de minusvalía

También ha cambiado la consideración de minusvalía a la hora de conducir. De esta forma, no tendrán que pagar la tasa las personas que acrediten un 65% o más de discapacidad, pero por debajo de este porcentaje la cosa cambia. Antes se contemplaban todos los casos a partir del 33%, «pero ahora habrá que demostrar que la minusvalía afecta especialmente a la movilidad» apuntó Pérez.

La aprobación de los nuevos criterios fue apoyada por todos los partidos políticos que componen la Corporación municipal. El representante del PNV, Asier Basagoiti, reconoció que, «desde que se contempló esta exención, hemos tratado de concretarla porque la verdad es que se había convertido en un auténtico coladero». El portavoz de EB, Román Vicente, añadió por su parte que el recorte planteado «quizá sea excesivo, aunque necesario».

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web