Imprimir

Protegiendo derechos laborales de los infectados

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 378

22-07-2012e2Treinta años después de iniciada la epidemia del VIH/sida, los países del Caribe comienzan a implementar legislaciones para garantizar los derechos de los trabajadores que portan el virus o padecen la enfermedad.

En junio, el gabinete de San Cristóbal y Nieves aprobó la Política en Lugares de Trabajo sobre VIH/Sida y Otras Enfermedades Crónicas, mientras que la vecina Anguila está por seguir sus pasos.

"El gabinete también aprobó la creación de un comité intersectorial que se encargará de implementar" esa normativa, dijo el ministro de Información, Nigel Carty.

La política explícitamente ordena reconocer al sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) y a otras enfermedades crónicas como asuntos que competen también a un lugar de trabajo; reducir el estigma y la discriminación teniendo en cuenta la dimensión de género; proteger contra la victimización; garantizar un ambiente laboral saludable, con razonable espacio para los empleados; no realizar chequeos médicos con fines de empleo; y garantizar confidencialidad, prevención, orientación psicológica y apoyo.

"Cuando oí que San Cristóbal y Nieves había dado este paso, deseé secretamente estar viviendo allí", dijo Lane Scout, un profesional de 30 años de Antigua y Barbuda, portador de VIH (virus de inmunodeficiencia humana, causante del sida) y que pidió ser identificado con seudónimo por temor a la estigmatización.

"Vivo cada día con temor a perder mi trabajo si se sabe que soy VIH positivo. Hasta donde yo sé, no hay ninguna política, ni en el ámbito nacional ni en el lugar donde yo trabajo, para proteger a las personas que tienen VIH", dijo Scout a IPS.

San Cristóbal y Nieves integra la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECS, por sus siglas en inglés), que firmó un acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para implementar la agenda de trabajo decente a través del Programa Nacional de Trabajo Decente.

En Anguila, las autoridades dijeron estar afinando los detalles de una política sobre VIH/sida y otras enfermedades en el lugar de trabajo.

También se prevé que el documento abarque males como cáncer, cardiopatías, hipertensión, diabetes, esclerosis múltiple, enfisema y lupus, y que establezca estándares mínimos de conducta para empleadores públicos y privados, sindicatos y otros grupos de trabajadores.

La directora del Programa Nacional de Sida, Maeza Demis Adams, dijo que el documento servirá para establecer pautas en los lugares de trabajo, tanto estatales como privados, en todos los territorios británicos de ultramar.

El proyecto será votado por el parlamento tras una reunión de los actores involucrados el 25 de este mes, indicó.

Funcionarios de la salud esperan que el documento promueva el diálogo, el consenso y las mejores prácticas en el lugar de trabajo.

"La política refleja las diversas necesidades presentes en nuestro ámbito laboral", dijo el ministro de Salud y Desarrollo Social, Edison Baird.

Determina las responsabilidades del empleador y los derechos del empleado que vive con VIH/sida u otras enfermedades.

"La política debe ser abarcadora y adoptarse como estándar mínimo a ser implementado por todos los empleadores, sindicatos y (otros) representantes de empleados y el gobierno de Anguila", dijo Baird.

"El gobierno de Anguila mantiene firmemente su compromiso de garantizar que todos los miembros de la fuerza laboral sean tratados con justicia y dignidad", agregó.

Funcionarios de la salud dijeron que la política será evaluada cada tres años. Se revisará a medida que cambien las enfermedades, o dadas las conclusiones de nuevas investigaciones y las sugerencias de programas conjuntos sobre VIH/sida y del gubernamental Departamento de Trabajo.

La política se desarrolló luego de consultas nacionales y con el apoyo de la OIT y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El estudio "Layered Stigma Among Health Facility Staff and Social Services Staff – Towards Most-at-Risk Populations in Jamaica" (Estigma por capas entre el personal de los centros de salud y el personal de los servicios sociales hacia las poblaciones más expuestas a los riesgos en Jamaica) reveló que en esos ámbitos pesa una discriminación generalizada sobre los pacientes más vulnerables. Entre ellos lo portadores de VIH, hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres y trabajadores sexuales.

El reporte fue elaborado por Communication for Change (C-Change) con financiación de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) y el Plan de Emergencia del Presidente de Estados Unidos para el Alivio del Sida (Pepfar).

Entre otros puntos, la investigación señaló el "temor al contacto casual o deseo de evitar el contacto" con personas con VIH y con las más expuestas a los riesgos, tanto en entornos clínicos como no clínicos.

El estigma "amenaza la calidad de cuidados y servicios que reciben, aumentando por lo tanto su vulnerabilidad", agregó.

Del 22 al 27 de este mes, más de 20.000 activistas e investigadores de todo el mundo se darán cita en Washington para AIDS 2012, la mayor conferencia internacional sobre este tema.

Se prevé que participe una delegación caribeña de más de 300 integrantes. El Caribe tiene la segunda mayor prevalencia mundial, luego de África subsahariana.

Guyana, Trinidad y Tobago y Jamaica están entre los 10 países con mayor prevalencia de VIH entre hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres. En el caso de las trabajadoras sexuales, la prevalencia oscila entre 4,8 por ciento en República Dominicana y 24 por ciento en Suriname.

"Hemos hecho avances, pero todavía tenemos por delante el desafío de la igualdad, que dificulta que hombres que tienen sexo con hombres, personas transgénero y trabajadoras sexuales reciban tratamiento", dijo el director del Equipo de Apoyo Regional Caribeño del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (Onusida), Ernest Massiah. (ips)

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web