Imprimir

Independientes en camino sinuoso al Congreso

on . . Visitas: 1045

congresoLa participación de candidatos independientes será la novedad en las próximas elecciones parlamentarias en El Salvador, aunque analistas coinciden en que por ahora el peso político de estos es ínfimo.

"Lo importante es que se abre el abanico de opciones para los electores, que ya no estarán limitados a las ofertas que hagan los partidos" formalmente constituidos, dijo a IPS el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Eugenio Chicas.

Los dos grandes partidos, el gobernante e izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), aparecen con las mayores posibilidades para copar el parlamento unicameral, de 84 escaños, así como los 262 consejos municipales del país.

El grupo parlamentario mayor en la actualidad es el FMLN, con 35 diputados, al que le siguen Arena, con 19, la Gran Alianza Nacional (GANA) con 16, el Partido de Conciliación Nacional (PCN) con 10, el Partido Demócrata Cristiano (PDC) con dos y Cambio Democrático (CD) con uno.

El diputado Orlando Arévalo, que se considera independiente tras haber sido apartado del PCN, completa el cuadro del Congreso.

El TSE convocó oficialmente el 10 de este mes a los partidos y ciudadanos que desean participar en los comicios legislativos y municipales programados para marzo del 2012. Pero los independientes solo podrán optar por los segundos.

Es que la Corte Suprema de Justicia declaró inconstitucional, en julio del 2010, el artículo 215 del Código Electoral que exigía la afiliación partidaria para buscar un escaño en el Congreso legislativo, abriéndoles el camino a los candidatos no partidarios específicamente para esa instancia.

La resolución afirma que ese artículo restringía la participación de los ciudadanos. Para optar al cargo de presidente, la Constitución sí exige esa afiliación partidaria, mientras que no es explícita para el caso de los consejos municipales.

La Corte no se pronunció sobre los consejos porque la demanda de inconstitucionalidad interpuesta en diciembre del 2009 por el abogado Félix Ulloa, que motivó el fallo, solo hace referencia a las candidaturas de diputados.

Las nuevas reglas sobre la participación de los independientes establecen que las candidaturas deben estar apoyadas por un grupo de al menos 10 ciudadanos. Ya se perfilan movimientos que buscan agruparse para empujar candidaturas, lo cual les daría similar perfil a un partido político.

Es el caso de 10 de las 19 solicitudes para candidaturas particulares recibidas hasta la fecha, que son promovidas por el Movimiento Político Independiente de Salvadoreños en el Exterior (MPI), un grupo surgido de emigrantes en Estados Unidos, que ya equivalen a un tercio de la población actual de El Salvador.

"No estamos en contra de los partidos, pero queremos participar de forma independiente, porque los espacios no se han dado a las personas que quieren trabajar", dijo a la prensa local Romeo Rubio, que busca un escaño en el Congreso legislativo por el oriental departamento de La Unión.

Los que se postulan de modo independiente tienen hasta el 20 de enero para presentar las firmas de apoyo que exige la legislación electoral, así como una fianza de 25 por ciento del monto total que se comprometen a invertir en la campaña electoral. Ese dinero servirá para responder a posibles deudas que contraigan con terceros en ese tramo.

Los diputados aprobaron en septiembre reformas a les leyes electorales para flexibilizar las exigencias que se harán a los independientes.

Por ejemplo, el número de firmas exigidas será proporcional al número de votantes de la circunscripción en la que pretende participar el candidato. Y el rango será desde 6.000 firmas en circunscripciones de 300.000 electores, hasta las 12.000 en aquellas con más de 900.000 habilitados para votar. El secretario general de la Universidad Tecnológica, René Portillo, dijo a IPS que hay personas capaces que no han participado en elecciones, porque no se sienten identificados con los partidos políticos habilitados, pero ahora pueden hacerlo.

"Es una oportunidad nunca antes vista en la historia del país", señaló el representante de esta universidad que, junto a otras organizaciones de la sociedad civil, busca crear una nueva ley de partidos políticos.

El fallo de la Corte que dio luz verde a los independientes fue en su momento duramente criticado por los partidos, que presionaron sin éxito para evitar que personas ajenas a ese encuadre político ocuparan cargos legislativos.

Sin embargo, si bien la inclusión de independientes en los comicios ha sido bien vista en general, analistas aún tienen dudas de que la medida tenga un impacto real en la política del país.

Álvaro Artiga, director de la maestría en Ciencias Políticas de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), señaló a IPS que los partidos políticos, sobre todo los mayoritarios, cuentan con un alto porcentaje de los llamados votos cautivos, y la esperanza para los candidatos sin partido serían los votantes "indecisos". Pero solo un reducido número de esos sufragios iría hacia los independientes.

Artiga supone que serán pocos los independientes que finalmente lleguen al Congreso y, como no se constituirían en un bloque, su incidencia sería todavía más escasa.

"Digamos que se cuelen siete, pero todavía quedan 77 diputados partidarios, en ese caso, ¿cuál sería el peso político?", se preguntó el analista. "Muy poco", respondió.

Artiga advierte que un diputado por ser independiente no le asegura estar libre de las tradicionales presiones de los grupos de poder económico y político.

El presidente del TSE reconoció que aún es muy prematuro para augurar un buen resultado a los independientes. "Después de las elecciones, podemos valorar qué tan buena fue la reforma que incluyó a los candidatos no partidarios", dijo Chicas. (ips)

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web