Imprimir

Jóvenes del mundo reclaman la palabra

on . . Visitas: 596

palabraEn el marco de los levantamientos populares en Medio Oriente y otras partes del mundo, el séptimo Foro de la Juventud de la Unesco que se realiza esta semana en Francia cobra particular relevancia por el peso de este sector poblacional en ese movimiento y sus planteos de paz, justicia y equidad social.

El encuentro reunió a delegados de 190 países, entre los que había activistas de la llamada Primavera Árabe y de movimientos de los llamados indignados del sur de Europa. Los participantes aspiran a que los gobernantes los tomen en serio.

"Las últimas concentraciones registradas en varias partes del mundo mostraron que, si quieren paz, deben escuchar a los jóvenes", señaló el nigeriano de 27 años Enilolobo Solomon, quien reside en Londres.

"Vine de Londres para formar parte de esto. Vamos a contribuir a terminar con las ideas de los ricos", dijo a IPS. "Espero que los países adopten nuestras resoluciones para que las cosas puedan mejorar", apuntó.

Solomon, quien participó en el Commonwealth Youth Parliament (parlamento juvenil de la Mancomunidad Británica de Naciones), señaló que se enteró del encuentro de París a través de la red social Facebook y rápidamente se presentó como voluntario para participar porque el Foro de la Juventud es una "brillante idea" y es lo que "todo el mundo debería estar haciendo".

Es importante porque presenta una oportunidad para trabajar juntos, dijo a IPS otro delegado. "Por lo general estamos tan solos que no sabemos qué hacer", señaló Sica Acapo, universitario francés de 21 años. "Es definitivamente una inspiración para el cambio. Queremos que nos escuchen", apuntó.

Bajo el lema "cómo la juventud promueve el cambio", los responsables del encuentro juvenil convocado por la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) recurrieron a ciertas personalidades para difundir un mensaje de "paz".

El actor y activista estadounidense Forest Whitaker encabezó el lunes un taller sobre resolución de conflictos y reconciliación, así como sobre el aporte de los jóvenes a este respecto.

El encuentro fue considerado como una formación previa para los delegados antes de la apertura formal del Foro, realizada el martes por el bloguero egipcio y activista Gigi Ibrahim, considerado "uno de los líderes" de las movilización de la plaza Tahrir de El Cairo.

"Podemos ser lo suficientemente valientes como para cambiar el paradigma", señaló Whitaker, nombrado en junio embajador de buena voluntad de la Unesco. "Podemos reestructurar el mundo".

Además de ser actor, Whitaker participa en proyectos que reflejan su interés por cuestiones humanitarias. Produjo una conmovedora historia de un niño soldado ugandés así como un documental sobre la necesidad de lograr la paz y la comprensión en comunidades conflictivas.

Whitaker fundó, con el antropólogo italiano Aldo Civico, especialista en resolución de conflictos de la estadounidense Universidad de Rutgers, el International Institute for Peace (instituto internacional para la paz), dedicado a "promover una cultura y práctica para fortalecer el potencial humano hacia la paz mediante el diálogo y la negociación".

"Pone compasión, compromiso y sentimiento a lo que hace en este mundo agitado", señaló la directora general de la Unesco, Irina Bokova, al hablar de Whitaker. Ambos trabajará para "respaldar o desarrollar iniciativas que empoderen a los jóvenes y para excluirlos de los ciclos de violencia".

El actor estadounidense repasó para IPS sus reflexiones realizadas frente a los delegados el lunes, al indicar que fue "transformado" por su presencia y que quiere hacer todo que esté a su alcance para difundir las preocupaciones de los jóvenes.

Entre los motivos de preocupación está la violencia, el desempleo y el acceso a la educación. Alrededor de 565 jóvenes entre 10 y 29 años mueren por día en episodios de violencia interpersonal, según una encuesta de la Organización Mundial de la Salud.

Frente al malestar instalado en varias regiones y la brutal represión con la que responden las autoridades en varios países, la cantidad puede aumentar.

Los jóvenes constituyen una gran proporción de las personas pobres. Unos 209 millones sobreviven con menos de un dólar al día y 515 millones, con menos de dos dólares, según cifras de la Organización de las Naciones Unidas.

El desempleo en esta franja etaria suele ser el triple del de los adultos, indicó la Organización Internacional del Trabajo. El problema se agravó pasando de 11,9 por ciento, en 2007, a 13 por ciento, en 2009, un aumento de 7,8 millones de personas.

En lo que respecta a la educación, la Unesco informó que 98 por ciento de niñas y niños discapacitados de los países en desarrollo no van a la escuela y que 99 por ciento de las niñas son analfabetas. Hay 67 millones de menores fuera del sistema formal de enseñanza.

Sin embargo, los jóvenes tienen más formación, pues el alfabetismo entre personas de 15 y 24 años pasó de 83 a 89 por ciento entre 1990 y 2009, indicó la agencia, que atribuyó la mejoría a un aumento de iniciativas de educación no formal como las escuelas móviles y otros proyectos innovadores.

La ampliación de esos programas forma parte de la agenda de esta semana. Unesco firmará el martes un acuerdo con la Fundación Internacional para la Juventud para realizar 180 proyectos en África.

El objetivo es desarrollar capacidades y ofrecer acceso a redes profesionales, otorgando preparación y asistencia, recursos financieros.

La organización también firmará este jueves un acuerdo con Tafisa, Association for International Sport for All (Asociación de Deporte Internacional para Todos), y el foco estará puesto en crear capacidades de liderazgo a través de la Iniciativa Voluntaria para la Paz mediante el Deporte (VIPS, por sus siglas en inglés), con sede en Tanzania.

Whitaker también lanzará esta semana un centro en Internet "dedicado a movilizar a los jóvenes para promover la paz y el entendimiento en el mundo".

El Foro contará con otros conocidos oradores como el escritor brasileño Paulo Coelho y el alcalde de Rio de Janeiro, Eduardo Paes.

Los propios delegados redactarán una resolución para presentar a los líderes mundiales durante la conferencia general de la Unesco, que se realizará del 25 de este mes al 10 de noviembre. (ips)

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web