Imprimir

Brasil en esfuerzo global para ampliar acceso a fármacos

on . . Visitas: 550

farmacosBrasil quiere participar del esfuerzo internacional para ampliar el acceso a fármacos y producir sus propios medicamentos, y empezará por convertirse en el proveedor mundial de medicamentos contra el mal de Chagas.

El anuncio lo efectuó el ministro Alexandre Padilha en la Conferencia Mundial sobre los Determinantes Sociales de la Salud, que se inauguró el martes 19 en Río de Janeiro.

Brasil va a duplicar la producción de medicamentos contra el mal de Chagas, respondiendo a la solicitud de organismos de cooperación multilateral.

El país sudamericano "va a asumir el compromiso de garantizar la producción mundial de medicamentos para el mal de Chagas. Eso sólo será posible debido a nuestra estrategia de asociarnos a laboratorios públicos y privados", dijo el ministro de Salud, Padilha.

Aquí ya se elaboran 1,2 millones de comprimidos por año, según la demanda inicial de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

"Estábamos por cumplir con toda la demanda solicitada, ahora vamos a elevar la producción en 113 por ciento y aun así a entregar 225.000 comprimidos para la organización Médicos Sin Fronteras, que nos hizo una solicitación urgente", dijo.

La producción de fármaco benznidazol llegará a 3,4 millones de comprimidos a final de este año.

En 2008, Brasil se asumió como único productor mundial del medicamento para tratar la enfermedad cuando el laboratorio público Lafepe, del nororiental estado de Pernambuco, adquirió las existencias de la materia prima del laboratorio Roche, que dejó de fabricarlo.

El mal de Chagas es una enfermedad parasitaria, infecciosa y febril causada por el Trypanosoma cruzi, que se transmite por contacto directo con excrementos de un insecto, la vinchuca.

En Brasil, se interrumpió la transmisión del insecto, pero aún predominan los casos crónicos.

El mal está presente principalmente en América Latina. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los 21 países donde la enfermedad es endémica, cerca de ocho millones de personas están infectadas, lo que constituye una reducción a la mitad de los infectados que había en 1990.

El acceso a los medicamentos es central en el derecho a la salud, dijo Padilha. "La asociación con la industria nacional es fundamental para sustentar el Sistema Único de Salud (SUS), que es público y universal", dijo el ministro.

Según Padilha, Brasil avanzó en los últimos 23 años con la creación del SUS, que establece el acceso universal y gratuito del servicio de salud.

"Pero aún necesitamos avanzar mucho en la calidad de la atención, aumentar la capacidad de fiscalización y control de los recursos en el área. La reducción de cerca de 40 por ciento de los casos de tuberculosis en los últimos 10 años solo fue posible por la reducción de la pobreza", argumentó el ministro al referir al ascenso social de 36 millones de personas que salieron de la miseria.

Sin embargo, Brasil todavía se expresa como un país extremamente desigual, y el acceso a los servicios de salud reproducen esta realidad.

Otra medida para asegurar la equidad en el acceso al tratamiento es ampliar la producción de fármacos.

De esa forma, el ministro brasileño aprovechó la ocasión para anunciar que la fabricación de medicamentos biotecnológicos para tratar el cáncer y un conjunto de enfermedades infecciosas, tendrá un conjunto de reglas para el registro y la producción.

"La idea es que podamos tener instrumentos más claros para que la industria los produzca aquí en Brasil", destacó Padilha.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil, aprobó dos compendios que establecen reglas para los productos biotecnológicos que representan una nueva frontera de medicamentos.

Según Padilha, esta medida sirve como un estímulo importante para la producción nacional de productos biotecnológicos, que permitirá reducir los precios y aun ampliar el tratamiento y atención a la población mediante el SUS.

De los fármacos utilizados por el SUS, solo uno por ciento es de origen biotecnológico. No obstante, esa pequeña proporción compromete 34 por ciento de la previsión del SUS.

"Esta es una nueva frontera de productos para tratamientos más eficaces y seguros", defendió el ministro.

"En una negociación reciente del Ministerio de Salud para incorporar medicamentos oncológicos, logramos reducir casi la mitad de los costos. Cuando empecemos a producirlos aquí en Brasil, vamos a reducir aun más el precio", resaltó.

La Conferencia Mundial sobre los Determinantes Sociales de la Salud, organizada por la OMS, es la más grande realizada fuera de su sede, Ginebra, en los últimos 30 años.

Hasta el viernes 21, están reunidos representantes de más de 80 países analizando estrategias para enfrentar desigualdades sociales que generan graves consecuencias sanitarias para las poblaciones.

Al final del encuentro se adoptará la Declaración de Río, que oficializará el compromiso político de los países signatarios para ampliar el acceso a los servicios de salud.

La directora general de la OMS, Margaret Chan, señaló a Brasil como el país más adecuado para realizar esta conferencia, por haber superado muchas barreras en el acceso universal a los servicios públicos.

"Sin un buen acceso a los servicios sociales, oportunidades de empleo, salud, educación, agua, saneamiento, vivienda adecuada, si no se incluyen estos factores en el desarrollo, observaremos una desigualdad creciente dentro y entre los países", dijo Chan.

Ante los graves efectos de la crisis financiera mundial, la OMS pretende que los gobiernos se comprometan a no efectuar recortes en el área de la salud.

"No debemos cometer los mismos errores que cometimos en los años 70. En aquella época tuvimos múltiples crisis, del petróleo, alimentaria y financiera. El resultado fue la reducción en las inversiones en servicios sociales, de salud y educación", afirmó Chan.

En 2008, cuando la crisis financiera explotó, la OMS llamó la atención de los ministerios sobre la importancia de inversiones sociales anticíclicas.

"No tenemos autoridad para forzar a ningún país, pero intento llamar la atención sobre las desventajas de cortes en los servicios sociales", insistió Chan. (ips)

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web