Imprimir

El maltrato a animales está amparado por la falta de conciencia ciudadana

on . . Visitas: 2232

diariolosandes

El filósofo Jeremy Bentham postuló que los animales por su capacidad de sentir agonía y sufrimiento, altoindependientemente de que tuviesen la capacidad de diferenciar entre bien y mal, debían tener unos derechos fundamentales como el derecho a la vida y a su seguridad, y a estar libres de la tortura y de la esclavitud.

Sin embargo, la realidad es que el ser humano se ha encargado de visualizar a los animales como seres sin sentimientos, permitiendo con ello todo tipo de crueldad y maltrato bajo la premisa de que no sienten o que son criaturas inferiores a las que pueden tratar con crueldad.

Realidad que conlleva acciones tan bajas como la que ocurriera en el puente Niquitao de La Ermita y que pueden continuar si las autoridades competentes no hacen nada para detener a la mujer que ha sembrado el temor en el sector.

En este sentido, la Fundación Rescate Animal Venezuela se suma al consejo comunal La Ermita - Parque San Miguel, para manifestar su rechazo y preocupación por lo sucedido en el sector, donde ya han muerto bajo tortura al menos unas 15 crías de gatos.

"Es sorprendente que en la ciudad de la cordialidad suceda este tipo de cosas, amparadas por la falta de conciencia ciudadana de quienes hacen vida en la capital del estado", destacó Darby Mantilla, quien recordó que precisamente este hecho tan gris y macabro sucedió en un lugar que hace parte de la cultura y la historia de la ciudad, y que se ha convertido en el albergue de animales domésticos, que personas inconscientes dejan abandonados en la zona, infringiendo con ello la ley nacional y ordenanza del municipio San Cristóbal que protegen la fauna doméstica, libre y en cautiverio.

"En vista de esta situación, ajena completamente de los planes de gobierno y desarrollo social por parte de la Alcaldía de San Cristóbal, se suma otro gran problema, y es la seguridad de las personas que viven en la zona, pues desde que llego esta mujer, se han visto intimidados, amenazados y agredidos", dijo.

En este sentido, los miembros del consejo comunal La Ermita-Parque San Miguel, enfatizaron que dicha mujer porta consigo un cuchillo y que ha optado por intimidar y agredir a quienes viven en el lugar para despojarlos de algo de dinero, siendo un señor invidente una de sus víctimas más recurrentes.

¿Y las autoridades?

Ante esta situación, señalaron que han buscado la intervención de las autoridades competentes (Politáchira), aunque sin éxito, pues parece que aun cuando está en vigencia una ley nacional que prohíbe el maltrato y crueldad hacia los animales, y que además se está poniendo en riesgo el bienestar y tranquilidad de la ciudadanía, a éstos pareciera no interesarles la situación.

Por su parte, Mantilla asegura que por la falta de culturización, socialización, valores y educación que carecen quienes representan autoridades del estado, se encontraron con la gran sorpresa de que la Policía no puede hacer nada para detener a esta mujer, "ya que para ellos, quienes estamos al frente de las fundaciones y nos encargamos de velar por el bienestar de los animales, tendríamos que hacernos responsables de ella, llevarla a la UPA e incluso pagar las medicinas que requiera".

-- No podemos dejar de preguntarnos el porqué esta mujer tan peligrosa no es un problema de orden público, aun cuando atenta contra la misma comunidad. Por eso, como Fundación Protectora le recordamos a los entes municipales y estatales, que este tipo de maltrato animal es su responsabilidad y que está en sus manos hacer justicia y no de las asociaciones protectoras de animales o las fundaciones--.

Recordó que la Ley nacional para la protección de la fauna doméstica, libre y en cautiverio, vigente desde el 4 de enero de 2010, da a la municipalidad, es decir a las alcaldías, la competencia para hacer cumplir la Ley y dar solución a este tipo de conflictos, y no a las asociaciones o fundaciones.

Para finalizar, resaltó que el pasado fin de semana, cuando se comunicaron con Emergencias 171 para reportar la situación en el puente Niquitao, recibieron como sorpresa que en lugar de enviarles apoyo policial, les dieron el número de teléfono de Asoproani para que fueran éstos a hacer frente al problema. "Les reiteramos que la Ley nacional prevé que las asociaciones y fundaciones no tienen ningún tipo de autoridad para hacer justicia. Además, ¿qué podría hacer una Asociación Protectora ante la solicitud de apoyo ante una mujer que aparentemente está desequilibrada y deambula por el lugar con un cuchillo?", reflexionó al tiempo que solicitó a los funcionarios del 171, informarse y actualizarse sobre los entes encargados de tomar este tipo de denuncias.

Entre la vida y la muerte

Mantilla informó que debido a la gravedad de las heridas infringidas a los gatitos en el puente Niquitao, la Fundación Rescate Animal Venezuela con la ayuda de unos vecinos, hicieron el traslado de los agonizantes animalitos a la Clínica Veterinaria El Rancho, donde luego de examinarlos se les debió practicar la eutanasia a nueve de ellos. También lograron rescatar a otros mininos, a los cuales esperan poder encontrarles un hogar.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web