Imprimir

El PSOE denuncia que el 80% de las paradas de autobús municipal no cumplen las normas de accesibilidad

on . . Visitas: 804


El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Santander ha reclamado que las paradas de autobús municipal se adapten a la normativa de accesibilidad ya que, según asegura, actualmente la incumplen el 80 por ciento de ellas.

El PSOE subraya que aquellas paradas que son utilizadas por más de una línea deberían haberse adaptado ya hace un año, como obliga el Real Decreto de 2007 que regula las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los modos de transporte para personas con discapacidad.

Los concejales del PSOE responsables del área, Juan José Maestro y José Emilio Gómez, propondrán a la Comisión de Autonomía Personal que se acometan "de inmediato" las reformas necesarias para que "todas las paradas de autobús de Santander cumplan la normativa y tengan las condiciones óptimas de accesibilidad".

En un comunicado, señalan que aunque actualmente se están desarrollando actuaciones vinculadas al transporte municipal como la instalación de acceso a Internet y televisión en la flota de autobuses, el PSOE propone "revisar las prioridades y anteponer la garantía de accesibilidad de las paradas a otras actuaciones de este tipo".

NORMATIVA

Según la normativa recogida en el Real Decreto de 23 de noviembre de 2007, todas las paradas de Santander por las que pasa más de una línea de autobús hace un año que tendrían que estar adaptadas a las disposiciones de las condiciones básicas de accesibilidad establecidas en esta normativa. El plazo se amplía a cuatro años para aquellas paradas por las que solo pasa una línea.

Entre otras condiciones, la normativa establece que la presencia de las paradas se ha de señalizar en el pavimento mediante la colocación de una franja de detección tacto-visual de acanaladura, mientras que los postes correspondientes a las paradas tienen que contar con información sobre identificación y denominación de la línea en sistema Braille.

Por otro lado, la información de la denominación y esquema de recorrido, también tendrá que estar obligatoriamente trascrita al sistema Braille.

Así, la normativa recomienda que cuando se informe a los usuarios con una pantalla de la situación de los autobuses de las líneas que pasan en esa parada se complete el dispositivo con información sonora simultánea, para que las personas invidentes puedan acceder a ella.

Además, se exige que la configuración de la marquesina deberá permitir el acceso bien lateralmente, bien por su parte central, con un ancho libre mínimo de paso de 90 centímetros; condiciones que incumplen aproximadamente el 80 por ciento de las paradas de autobús de Santander, como es fácilmente comprobable por cualquier usuario del servicio

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web