Imprimir

La Asociación de Ganaderías de Lidia responde a su destituido presidente

on . . Visitas: 638

adn

La Asociación de Ganaderías Lidia (AGL), cuya gestión ha sido duramente criticada hoy por su recién destituido presidente Eduardo Martín Peñato, ha hecho público un comunicado en el que advierte que dichas manifestaciones "son sólo el producto de su situación, tras la decisión casi unánime de la Asamblea, órgano máximo de la Asociación, de revocarle en el cargo".

La junta directiva de la AGL advierte que "la gravedad de la situación al exhibir públicamente los documentos de la Asociación obtenidos y sacados irregularmente de nuestra sede, podría constituir una vulneración a lo previsto en la Ley Orgánica de Protección de Datos".

También considera que ganadero "Martín Peñato ha mostrado ante la prensa los mismos documentos que utilizó para fundamentar sus descabelladas acusaciones en la Asamblea del día 16 de febrero y que, tras recibir las correspondientes aclaraciones por parte de nuestros técnicos y personal administrativo, derivan en el correspondiente respaldo de la AGL hacia los mismos, como reconocimiento a la buena labor que vienen desarrollando".

La Asociación hace hincapié en que "sigue manteniendo con total y absoluta normalidad su dinámica de trabajo con todas las instituciones con las que vienen colaborando habitualmente".

Y finaliza aclarando que "no es deseo de la Asociación mantener polémica alguna" con Martín Peñato, "de quien esperamos únicamente que acepte y respete las normas democráticas más elementales".

Eduardo Martín Peñato, destituido como presidente de la Asociación de Ganadería de Lidia en Asamblea celebrada hace dos días, denunció hoy en rueda de prensa irregularidades en dicha entidad, como un presunto fraude en las actas de nacimiento y herraderos de animales, y en las cartas del Libro Genealógico de la Raza Bovina.

Otras incriminaciones del ganadero a su última Junta Directiva fue que trataron de impedir una auditoría sobre los aspectos que denunciaba, incluso, dijo, "me amenazaron con esa Asamblea para cesarme en el cargo si no callaba lo que sabía, como finalmente hicieron."

Otros argumentos de Martín Peñato para criticar la gestión de la AGL fueron de índole laboral y capítulos presupuestarios.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web