Imprimir

Las representaciones en la calle abren desde este sábado el Festival Internacional de Teatro de Cazorla

on . . Visitas: 607


Las representaciones en la calle abrirán desde este sábado el Festival Internacional de Teatro (FIT) de Cazorla, una importante cita cultural gracias a la cual el municipio jiennense se convertirá en centro de las artes escénicas durante los próximos dos meses.

Las compañías Paco Pacolmo, con 'Misión granuja'; Rolabola, con 'Lucha', y Sambiosis con 'Batucada', serán las encargadas de inaugurar a partir de las 18,30 horas la sección que se desarrolla en los espacios públicos de la localidad. como las plazas de Santa María y La Corredera o el paseo del Santo Cristo. Al día siguiente, se podrá disfrutar de los espectáculos 'Made in jabon'; 'Cabaret', de Kanbahiota, y 'Rural focs', de Vistants.

El teatro de calle es, junto al que se representa en sala y el dedicado al público infantil, uno de los pilares del FIT de Cazorla, que este año alcanza su decimocuarta edición en la que mantiene su apuesta por la calidad, a pesar de que ha visto reducido el número de espectáculos debido a la dificultad del momento económico.

Según el director del certamen, Manuel Molina, este año habrá 16 espectáculos hasta el próximo 27 de noviembre, una cifra que queda lejos de los 30 del año pasado y de los 41 que se alcanzaron en la edición con más actividades de los últimos cuatro años.

La razón es la mala situación económica que también se refleja en la reducción del presupuesto total en casi un 50 por ciento con respecto a las ediciones recientes, quedando en 70.000 euros, tal y como precisó en la presentación del festival. Sin embargo, tanto Molina como el alcalde de Cazorla, Antonio José Rodríguez, han hecho hincapié en que no es incompatible con un festival de calidad, que es "como la de cualquier otra edición". "Los cazorleños sentimos este festival como nuestro. La crisis puede con cosas que no son fundamentales, pero no con las señas de identidad ni con lo que general progreso", apostilló el alcalde.

Tras el teatro de calle este fin de semana, la programación continuará con las representaciones en sala, que comenzarán el próximo día 12 con el espectáculo 'Me', de la bailarina Simona Atzori y parte del elenco fijo de la Scalla de Milán. Le seguirá el día 22 'Cama y Mesas', de Artist 13; y 'Sueño de una noche de verano', de La Tarasca, el 30 de octubre. Ya en noviembre, el día 6 se subirá al escenario la compañía Atalaya -que recibe, además, el premio del Festival en esta edición- para representar 'Divinas palabras'.

El día 13 de noviembre le tocará el turno a Blanca Marsillach con 'Una noche blanca con los clásicos', mientras que el 26 se dedicará a una obra con música clásica y títeres. La jornada siguiente, Rosario Toledo y David Palomar cerrarán el FIT con 'Nuevo flamenco'.

Con respecto al tercer área del certamen, el dedicado a los niños y denominado Teatrino, este año contará con tres obras. El día 27 de octubre será la gala del circo 'Vagabun-dos', cuya recaudación se destinará a un proyecto de la ONG Payasos Sin Fronteras; el 12 de noviembre se podrá ver 'Cantes por caramelo', de DSDCero, y el 17 del mismo mes 'La ardilla Felisa & dos amigos del bosque'.

El abono para las obras de sala costará entre 35 y 40 euros, mientras que el precio de las que forman parte de Teatrino será de cuatro euros. En el caso de los centros escolares, tienen la oferta de disfrutar de dos representaciones por el precio de una. Al respecto, el alcalde de Cazorla destacó que los precios se han fijado para facilitar la asistencia del público, al que pidió su implicación ya que "este año se necesita más que nunca".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web