Imprimir

«El autismo es uno de los trastornos más desconocidos que hay»

on . . Visitas: 851


Miguel Gallardo. Dibujante de cómics, ilustrador y protagonista del documental 'María y yo'

María y yo' es la adaptación cinematográfica del a novela gráfica del mismo nombre. El director Félix Fernández de Castro ha llevado a la gran pantalla los cómics que Miguel Gallardo dibujó para su hija autista María. Esos dibujos han sido el medio de comunicación entre padre e hija, protagonistas del documental. Miguel Gallardo, dibujante de cómics e ilustrador vive en Barcelona, pero viaja constantemente a Canarias, donde vive su hija María con su madre May. 'María y yo' muestra cómo es una de sus vacaciones en un resort de la isla, en el que padre e hija disfrutan el uno del otro, aproximando al público a su día a día y mostrando la discapacidad de María de manera original, distinta, llena de humor y sinceridad. El 'film' se estrena en Albacete el viernes 16 en los Cines Candilejas con los siguientes pases: 19:40, 21:10 y 22:40.

-¿Está satisfecho con el resultado del documental?

- Estoy encantado. Félix ha hecho un trabajo que me parecía imposible porque para mi era muy difícil llevar a la pantalla a María y que la gente no se quedara chocada. Cuando la gente conoce a María se queda sin saber qué hacer ni qué decir, pero Félix lo ha hecho de tal manera que la gente se enamora de ella a los diez minutos.

-¿Félix ha conseguido seguir el tono del cómic?

- Por supuesto, sigue con el tono de humor y de emoción. Él siempre se ha fijado como objetivo hacer un documental sobre el amor, el cariño y la comunicación entre dos personas, y no sobre el autismo.

- ¿Cómo está siendo la acogida de 'María y yo'?

-Increíble. Estamos teniendo mucha prensa, todo el mundo se ha volcado con nosotros. La gente sale encantada, enamorada y con una sonrisa en la boca. Además, todas las críticas están siendo muy positivas y emocionantes.

-¿Esperaba esta reacción?

- No. Nosotros lo hemos hecho todo lo bien que hemos podido y sabíamos que íbamos a acertar, pero todo se ha convertido en algo mucho más grande de lo que esperábamos.

- ¿Cómo reacciona la gente cuando ve a María?

- Cuando la ven por primera vez a la gente le cuesta un poco. El síndrome de down por ejemplo ya está más aceptado y físicamente la gente reconoce que hay una discapacidad, pero María físicamente es una adolescente normal, que al cabo de cinco minutos puede hacer gestos raros, chillar o decir palabras inadecuadas... Una de las cosas que aparece en la película son las miradas que tenemos que aguantar por la calle. No podemos estar siempre peleando con la gente, además a María no le influye porque no es consciente de las miradas, tengo que aprender mucho de ella.

-¿Qué problemas de convivencia plantea la discapacidad de María?

- Seguramente no será independiente nunca, necesitará a un adulto al lado. No crea muchos problemas si se siguen las rutinas: ayudarle a vestirse, a bañarse, etc.

- ¿Cómo surge la comunicación de padre e hija a través del cómic?

- Como dice una amiga mía psicóloga fue como un encuentro en la tercera fase. Muchas personas con autismo tienen más capacidad visual que oral, y dio la casualidad de que tenía un padre ilustrador. Empecé a dibujar para ella y surgió una especie de comunicación.

-¿La gente realmente sabe lo que es el autismo?

- No. De hecho, los profesionales andan bastantes perdidos, por lo que imagínate la sociedad. La sociedad se gira, es uno de los trastornos más desconocidos que hay.

-¿'María y yo' servirá de ayuda a otras familias con el mismo problema?

- Sí, totalmente. Aunque es una película hecha bajo el punto de vista del cariño y el amor, el telón de fondo es el autismo y explica cosas sencillas que ayudará mucho a la gente. He recibido muchas felicitaciones de padres agradeciéndome porque esto ha sido un soplo de aire fresco.

- ¿Qué va a encontrar el espectador en la película?

- Mucha gente piensa que va a encontrar algo triste, sobre las dificultades del autismo, pero todo el mundo sale con una sonrisa en la boca. Se enamoran de María porque explica una historia en el resort al que vamos siempre de vacaciones y muestra la vida cotidiana que hacemos allí. María tiene muchos golpes de humor y la gente se va a reír y lo va a pasar muy bien. Aunque es raro que en un documental de estas características se consiga arrancar unas risas al público.

.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web