Imprimir

La realidad se asoma a la calle Real

on . . Visitas: 733

P014GENN001_1


Con una disposición distinta a la convencional, las fotografías de esta muestra miran a la calle. El artista Gabriel Tizón despliega por los ventanales de la Subdelegación de Gobierno un conjunto de retratos femeninos, todas madres y con edades entre los 14 y los 65 años.

Entre barrotes, las africanas hablan de una zona de Guinea Bissau, que se llama Biur. Sus rostros ocupan todo el espacio como una forma de reivindicar lo que ellas significan en la sociedad donde viven.

Las mujeres trabajan fuera y dentro de la casa, son responsables de la educación y de la supervivencia de sus hijos. En definitiva, Tizón retrata a un grupo de heroínas anónimas.

La concelleira de Cultura, María Xosé Bravo, destacaba ayer el poder que tiene la muestra para buscar esa reflexión necesaria que tiene que ver con un mundo con poco futuro “que se basea nas desigualdades”. La edil hablaba de la doble intencionalidad que tiene la muestra que, por un lado, denuncia la situación de las mujeres en África y, por otra, supone un homenaje a ellas mismas “polo seu valor, dignidade e o seu infatigable esforzo diario para sacar adiante aos seus fillos”.

La concelleira, acompañada por el subdelegado del Gobierno, Xosé Manuel Pose, y la concelleira de Igualdad, Margarida Vázquez, fueron los encargados de inaugurar un nuevo trabajo del fotógrafo ferrolano sobre el continente negro. Por eso, las imágenes trascienden más allá de las paredes, en un circuito abierto al curioso que se para sin querer a mirarles a los ojos. El objetivo de ubicar las piezas desde adentro para fuera no es otro que llegar al máximo número de personas a través de una realidad que todos deben saber, muy al margen de las tiendas que pueblan la calle Real. Compartiendo metros con los establecimientos donde se practica el consumo, la serie de instantáneas recogen las caras de la verdad.

Por su parte, el autor destacaba la iniciativa por “darlle voz a todas as mulleres que non a teñen”, en una exposición, en la que todas las protagonistas son ellas y su dignidad, que aparece reflejada en sus rostros. Ellas posan tan naturales que parecen estar acostumbradas a los objetivos. Sus ojos no tienen ruido porque como explicaba Tizón “aínda que sexan pobres economicamente, son ricas en canto a valores e teñen moito que ensinar ao que chamamos o primeiro mundo”.

Tizón trabaja en la actualidad para el periódico “El País” como fotoperiodista, además de colaborar con agencias nacionales e internacionales. Ha realizado trabajos en cuatro continentes, casi siempre con ánimo de denuncia, siendo esta la temática que más le apasiona, por eso no ha dejado de hacerlo desde que comenzó, intercalando su labor periodística con muestras de carácter artístico.

El autor ha expuesto en distintos países europeos y africanos, así como en los Estados Unidos. Su obra está adquirida por colecciones públicas y privadas. Por otra parte, colabora con diferentes ONG. Sus objetivos están en Algeria, Senegal, Indonesia, Croacia o Gambia.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web