Imprimir

Más de mil bebés asesinados por su familia por causa de la pobreza

on . . Visitas: 515

elmundo

04-01-2011jebisMás de un millar de bebés fueron asesinados a lo largo de 2011 por sus propias familias en Pakistán a causa de la pobreza, el 90% de los cuales eran niñas, según denunciaron fuentes humanitarias locales.

Según un portavoz de la organización caritativa Edhi Foundation, Anwar Kazmi, cada vez es mayor el número de cadáveres de bebés que aparecen abandonados en las calles. "Se podría decir que ha habido un incremento de un 100% respecto a la década anterior en el número de cadáveres de niños que hemos encontrado", declaró a la agencia humanitaria de noticias de la ONU, IRIN. "Nueve de cada diez eran niñas", precisó.

Las niñas representan una 'carga' para familias que deben pagar las dotes para conseguirles un matrimonio. "La gente siente que las niñas no hacen ninguna aportación económica a las familias", declaró a IRIN una activista por los derechos de la mujer, Gulnar Tabassum.

Según Kazmi, su organización registró 1.210 cadáveres de niños asesinados a lo largo de 2011, frente a los 999 del año anterior. "Los motivos están relacionados con la mentalidad y con la pobreza", explicó. "El número de bebés que enterramos está en aumento, en algunos casos con cortes en el cuello o en las muñecas", denunció Muhammad Taufiq, un enterrador de la ciudad de Lahore.

"He recibido a mujeres embarazadas que venían a mí llorando porque sus maridos o cuñados les habían dicho que iban a matar al niño para que no creciera", recordó la ginecóloga Faiqa Siddiq, que trabaja en una clínica caritativa para mujeres.

"Yo puedo hacer poco para ayudarlas, el aborto es ilegal en el país y, por motivos culturales, los métodos de control de la natalidad se desarrollan con demasiada lentitud, pese a que muchas mujeres desean utilizarlos", agregó. "Las madres quieren salvar a los niños, pero también son conscientes de los problemas económicos de sus familias en una época de inflación creciente", explicó.

Orfanatos

La fundación ha establecido orfanatos y ha instado a las familias a ingresar en ellos a sus hijos no deseados, pero solo una pequeña minoría de la población ha optado por esa solución. Alrededor de 200 bebés son acogidos cada año en las alrededor de 400 cunas dependientes de la Edhi Foundation en todo el país.

Los niños nacidos fuera del matrimonio en una sociedad tan conservadora como la paquistaní están especialmente expuestos al infanticidio. Para remediar su situación, la fundación ha pedido a la sociedad que entregue a estos bebés a padres adoptivos responsables. "Esos niños son inocentes", aseveró Kazmi.

La mayoría de los infanticidios se producen en zonas rurales o en regiones predominantemente rurales de las provincias de Beluchistán y Sindh, donde la pobreza es particularmente alta, pero la fundación también está recogiendo datos de niños asesinados en las ciudades más importantes de Pakistán.

Una niña perfectamente sana

El pasado mes de noviembre, los padres de una niña de dos días de vida ahogaron y enterraron a su hija en una aldea de la provincia de Punjab, y evitaron poner ningún indicador en el lugar en que fue inhumada. Desde entonces, la madre llora constamente y sufre continuas pesadillas.

"Yo misma lloré, les entregué una niña que estaba perfectamente sana", explicó a IRIN una partera tradicional ('dai') de la aldea, Suriya Bibi. "Sus padres ya tenían dos hijas y pensaron que no podían mantener a otra. El padre, un jornalero, gana solo 4.000 rupias (34 euros) al mes y me consta que esa gente solo come una vez al día", explicó.

Según la Oficina Federal de Estadísticas, los precios de los alimentos no perecederos aumentaron un 11.83% el pasado mes de noviembre. A lo largo del año, el incremento fue especialmente alto en alimentos como el tomate (42%), el pescado fresco (casi 30%), la leche (21,1%), los derivados lácteos (20.5%), el aceite de cocina (19,5%) o la carne (19,5%)

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web