Imprimir

Turquía acepta la ayuda internacional tres días después del fuerte terremoto Reparto de alimentos entre los afectados del terremoto de Turquía

on . . Visitas: 457

elmundo

26-10-2011Turquía ha decidido aceptar la ayuda extranjera, incluyendo la de Israel, para hacer frente a las consecuencias del devastador terremoto que azotó el pasado domingo el este del país, la provincia de Van, según han informado fuentes diplomáticas turcas.

Esta ayuda llega tres días tarde y después de que el Gobierno turco rechazara todos los ofrecimientos internacionales y a pesar de que el número de muertos supera ya los 450.

El cambio de opinión de Turquía se debe a los estudios que ha realizado el departamento de gestión de emergencias, en los que se pone de relieve que el país tiene necesidades inmediatas de viviendas prefabricadas para poder albergar a los supervivientes que han perdido su casa, según un funcionario turco.

De hecho, muchos supervivientes están durmiendo ahora a la intemperie, con temperaturas bajo cero después de que el temblor de magnitud 7,2 destruyera más de 2.200 edificios y dejara unos 1.350 heridos.

Según un comunicado del Ministerio turco de Asuntos Exteriores, el Gobierno ya ha contactado con todos los países que habían ofrecido ayuda y ha solicitado ese material.

Como en el caso de Israel que comunicó su voluntad de colaborar, pese a las tensiones diplomáticas que se han producido últimamente entre estos dos países debido a la incursión del Ejército israelí contra una flotilla con destino a la Franja de Gaza, que mató a nueve activistas turcos en mayo de 2010.

"Turquía ha pedido casas móviles para poder alojar a los sin techo", aseguró el martes por la noche el portavoz del Ministerio israelí de Asuntos Exteriores, Yigal Palmor. "Hemos estado de acuerdo de forma inmediata y estamos encantados de poder ofrecer ayuda", añadió el portavoz.

Rechazada porque no era necesaria

La llegada de equipos de salvamento extranjeros había sido rechazada por Ankara, argumentando que no era necesaria y sólo los equipos enviados por Azerbaiyán e Irán (dos países colindantes con la región afectada por el terremoto) estaban trabajando en la zona.

El propio Gobierno turco reconoció el pasado martes que había escasez de tiendas de campaña, al tiempo que el pro kurdo Partido de la Paz y la Democracia (BDP) había denunciado problemas en el reparto de ayudas y criticado que se hubiera rechazado la ayuda extranjera.

Esta formación también ha asegurado, en contra de lo que afirma el Gobierno, que los equipos de rescate aún no han llegado a muchos pueblos de la provincia de Van, la parte más pobre del país y donde habita buena parte de la minoría kurda.

"No hay ningún lugar al que no se haya llegado. Las labores de búsqueda y rescate continúan en la localidad de Ercis", aseguró en el Parlamento el viceprimer ministro Besir Atalay.

En esos esfuerzos para buscar supervivientes, los equipos de salvamento lograron rescatar con vida a tres personas, casi tres días después del terremoto, que habían quedado atrapadas en edificios de Ercis, la más devastada por el seísmo de 7,2 grados de magnitud en la escala de Richter.

La última persona rescatada es Gozde Bahar, una profesora de 27 años a las que los equipos lograron sacar de los escombros a las 05.00 GMT, sesenta y seis horas después de quedar atrapada.

Según informó el Ministerio de Sanidad, otras 40 personas fueron rescatadas el martes de edificios derruidos

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web