Imprimir

Impotencia de las ONG en Dadaab: 'Solo intervenimos en casos de vida o muerte'

on . . Visitas: 382

elmundo

21-10-2011La situación en Dadaab desde que se secuestró a las dos cooperantes de Médicos Sin Fronteras (MSF) ha ido a peor. La petición de limitar la ayuda a casos extremos por seguridad deja a los más de 450.000 refugiados del campo en una situación especialmente vulnerable. Así lo ha confirmado Ana Muñoz, que trabaja en el gabinete de comunicación de Misiones Salesianas en Madrid, y que está en permanente contacto con sus compañeros en Kenia.

"El hecho de que solo permitan intervenir en casos extremos significa que solo en el caso de que alguien se esté muriendo las ONG podemos hacer algo", cuenta Ana. "Por ejemplo, antes MSF vacunaba a niños para prevenir enfermedades. Ahora mismo, aunque siguen siendo necesarias, no salvan ninguna vida de inmediato, por lo que el proceso de vacunación está detenido." A pesar de estas medidas de emergencia, los refugiados siguen teniendo acceso a los alimentos y otros recursos de primera necesidad que tenían hasta ahora.

ACNUR y las distintas organizaciones que trabajan ahora en Kenia, como Oxfam, Misiones Salesianas o MSF, ya se han reunido con autoridades gubernamentales del país y se están concretando medidas para retomar la actividad habitual. "Nunca va a ser una zona de máxima seguridad -explica Ana- pero sí se van a tomar medidas para reforzarla."

Entre estas medidas está la propuesta de aumentar a mil el número de guardias o escoltas que vigilan el campo. En las últimas semanas se han encontrado varias personas, "que por supuesto han sido detenidas", que portaban armas tanto en Dadaab como en Liboi, "por lo que estamos haciendo especial hincapié en que haya un proceso efectivo de desarme para evitar situaciones comprometidas", continúa Ana. También han propuesto que se investigue de manera más exhaustiva quiénes son los refugiados que entran y poder evitar así el riesgo de infiltración de miembros de grupos terroristas de la zona.

"Pero no quiero que parezca que todo es negativo. Se están consiguiendo muchos avances positivos. Desde Misiones Salesianas hemos enviado en un año 450.000 euros que se han destinado sobre todo a dos causas. La primera relacionada con las necesidades de primer orden: darles alimentos y agua. Y la segunda "porque también nos interesa lo que pasará cuando la emergencia se acabe".

Ana explica que una situación de emergencia se declara en una zona cuando las personas que la habitan están en riesgo claro de muerte, por lo que se solicita especialmente ayuda humanitara. Una vez se han solucionado los problemas más urgentes, tienen que trabajar con los importantes. "Llevamos varios años trabajando en Kenia, Somalia o Etiopía en proyectos relacionados con la agricultura o el desarrollo autóctono de estas zonas. Nos interesa que llegue un momento en el que sean autárquicos, que no tengan que depender, en la medida de lo posible, más que de sí mismos."

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web