Imprimir

Las cooperantes pueden estar ya en Somalia

on . . Visitas: 445

elCorreoDigital

15-10-2011Las autoridades kenianas sospechan que las dos cooperantes españolas secuestradas el jueves en el campamento de refugiados de Dadaab, al noreste del país, hayan sido trasladadas a Somalia. El dato más relevante es que la policía halló a escasos 20 kilómetros de la frontera somalí el todoterreno de Médicos Sin Fronteras en el que viajaban Montserrat Serra y Blanca Thiebaut, residente en Madrid y cuya identidad se conoció ayer, cuando fueron asaltadas. La organización humanitaria pidió prudencia y reconoció que de momento «no ha podido establecer contacto» con sus trabajadoras.

La policía regional de Daadab considera que la aparición del todoterreno supone que los captores recorrieron 80 kilómetros desde el lugar del ataque, una pista de tierra entre los campamentos de refugiados, que congregan a unas 450.000 personas. La hipótesis más fiable es que el vehículo se dirigió a Somalia y que, dado el mal estado de las pistas por culpa de la fuerte lluvia caída los últimos días, fue abandonado a menos de 20 kilómetros de la frontera.

Entonces, los secuestradores pudieron usar otro medio de transporte para trasladar a las mujeres a sus guaridas del sur de Somalia. La misma estrategia que utilizaron con la turista francesa Marie Dedieu y la británica Judith Tebbutt, retenidas a punta de pistola hace unos días cuando descansaban en complejos vacacionales del archipiélago de Lamu, en Kenia.

No obstante, las autoridades kenianas mantuvieron el operativo aéreo y terrestre para localizar a las cooperantes españolas en su territorio, ante la posibilidad de que no hayan cruzado la frontera por la lluvia y la fuerte vigilancia de la zona. Incluso un portavoz de la policía regional apuntó esta línea de investigación a media tarde de ayer, según recogió la agencia AFP.

Retirada del personal

En un comunicado, Médicos Sin Fronteras confirmó los datos del secuestro y reveló que la segunda cooperante capturada es Blanca Thiebaut, de 30 años y natural de Madrid. Blanca y su compañera Montserrat Serra, de 40 años y residente en Girona, trabajan en la sección de logística de la organización y su cometido actual era la construcción de un hospital de campaña en el campamento de Ifo, cerca de la ciudad de Dadaab, donde se hacinan unos 450.000 refugiados somalíes que han escapado de la guerra y la hambruna.

La ONG explicó que tras conocer el secuestro han formado un gabinete de crisis para gestionar el «incidente» y que, hasta el momento, «no han podido establecer contacto con las trabajadoras secuestradas». La otra consecuencia tomada por la organización es la retirada temporal de los campamentos de su personal extranjero -43 personas- a la capital Nairobi hasta que mejore la situación de seguridad. No obstante, señaló que 343 trabajadores locales siguen en los campamentos.

El presidente de Médicos Sin Fronteras, José María Bastos, aseguró que el conductor herido en el asalto, Mohamed Hassan Borle, de 31 años, permanece hospitalizado y está fuera de peligro, y reconoció que la organización tomó la decisión hace tiempo de que sus trabajadores no llevarían escolta pese a la creciente inseguridad de la zona. Así ocurrió el jueves a medio día en el asalto al todoterreno de Montserrat y Blanca.

Con respecto al grupo armado que secuestró a las españolas, las autoridades somalíes mantienen que lo más probable es que se trate de milicianos de Al Shabaab, la sección somalí vinculada a Al Qaida, que ocupa el sur del país. Pese a que este grupo terrorista negó el secuestro, lo más probable es que se trate de rebeldes extremistas que actúan por cuenta propia para recaudar dinero. Otra hipótesis es que se trate de los clanes de la piratería que han bajado al sur de Somalia por la presencia en el mar de las fuerzas militares de la operación 'Atalanta'.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web