Imprimir

La violencia de género y los abusos sexuales desatan la alarma en Gaza

on . . Visitas: 566

elmundo

01-08-2011bisLa mayoría de los refugios en la Franja de Gaza están pensados para proteger a militantes armados que figuran en la lista negra de Israel. Ahora el enclave costero está ofreciendo refugios para proteger a mujeres palestinas víctimas de maltrato. Su refugio para mujeres solas, abierto hace dos meses, ha tenido a ocho pacientes, todas vigiladas por policías del movimiento islamista Hamas, que gobierna el enclave e impone un código religioso musulmán conservador, pero no radical.

Los denominados "crímenes de honor" son inusuales pero no desconocidos entre los palestinos religiosos de Gaza y Cisjordania, y como toda sociedad no es inmune a la violencia de género.

"En 2010 no hubo registro de crímenes motivados por el honor familiar y este es un avance positivo", dijo Huda Naeem, un legislador de Hamas que apoyó el refugio como una vivienda provisional para mujeres en riesgo dentro de sus propias familias. Pero el feminismo en Gaza es una planta muy frágil. Las mujeres de muchas comunidades árabes pueden ser asesinadas por parientes celosos ante la menor sospecha de que mantienen relaciones con un hombre extraño. Y juristas en Gaza dicen que no existe una cláusula clara en la ley palestina que establezca una condena para tales asesinatos.

Además, el Islam prohíbe el adulterio y algunas enseñanzas islámicas exigen la lapidación a muerte de sus infractores.

Sobheya Joma, una abogada de la Comisión Independiente de Derechos Humanos (ICHR, por sus siglas en inglés), dijo que no había forma de saber a ciencia cierta si realmente se había erradicado a los crímenes de honor.

Muertes en circunstacias dudosas

"Hay preocupación en el ICHR porque recientemente percibió que algunas muertes eran calificadas como dudosas o accidentales", dijo Joma a Reuters en su oficina de la ciudad de Gaza. "En tanto y en cuando no se investigue estos casos y no se descubran las verdaderas causas, seguiremos teniendo dudas", sostuvo.

Para las mujeres palestinas, hablar abiertamente sobre abuso sexual en la familia sigue siendo un tabú. Pero si viene acompañado de violencia, algunas mujeres pueden finalmente optar por el resguardo del refugio.

De los ocho casos de mujeres abusadas ahora bajo el techo del complejo, algunas eran menores. Otras mujeres han ido a visitar el refugio breve y discretamente, buscando asesoramiento profesional y apoyo.

"El primer caso que recibimos fue una mujer que había sido víctima de violencia física y violada y luego escapó de su hogar", dijo la psiquiatra residente Suhad Qanita. "Le dimos apoyo psicológico (...) y, gracias a Dios, con el tiempo pudimos encontrarle un esposo" añadió.

Grupos de derechos humanos locales dicen que es el primer refugio de estas características en el enclave de la costa del Mediterráneo. En un momento, las mujeres en riesgo eran transferidas al otro territorio palestino -Cisjordania- donde podían ser mantenidas a salvo de parientes iracundos.

Pero ahora llegar a Cisjordania es virtualmente imposible para los habitantes de Gaza debido al bloqueo israelí, el cual es impuesto vigorosamente tras los reiterados ataques de Hamas contra el Estado judío.

El nuevo refugio se encuentra en un gran complejo del Ministerio de Bienestar Social de Gaza, junto a una unidad de rehabilitación para delincuentes juveniles, y la presencia de guardias ofrece una garantía de la seguridad.

Puede albergar hasta 50 mujeres en habitaciones grandes y limpias, vigiladas por asistentes que ofrecen asesoramiento.

Actualmente hay cuatro mujeres alojadas en el refugio. Una mujer, con un embarazo en fecha de parto, dijo haber ido al lugar porque su esposo la golpeaba. "Esperamos que el nuevo bebé lleve a una reconciliación con su esposo", indicó Qanita. De las otras tres, dos menores abusadas por miembros de sus familias habían sido forzadas a prostituirse.

Rompiendo el silencio

Qanita dijo que se horrorizó en su nuevo trabajo cuando quedó cara a cara con problemas que siempre estuvieron ocultos. "Espero que este no sea un fenómeno generalizado, pero en algún punto es preocupante. Hay chicas que son atacadas con impunidad", indicó.

"También tratamos de educar a las familias, y si hay un problema que no puede solucionarse dentro del núcleo familiar tratamos de encontrar a un tío o a un pariente preparado para dar refugio a la víctima, pero en no en casos en los que una mujer podría ser asesinada si es regresada con su familia", explicó Qanita.

Proveer asistencia a familias y encontrar empleo en Gaza, donde la desocupación supera el 40% según Naciones Unidas, son las principales herramientas del Ministerio de Bienestar para ayudar a que el millón y medio de personas del enclave hagan frente a una economía paralizada.

Investir de poder a las mujeres para que se manifiesten en contra del abuso es más difícil. Las mujeres tolerarán abuso físico y mental en la familia sin presentar quejas formales, simplemente para salvaguardar la integridad de la familia, dijo Naeem, quien es sólo una de un puñado de legisladoras de Hamas.

Pero las mujeres sometidas a reiterados abusos sexuales están empezando a buscar ayuda exterior. Algunas acuden a comisarías de policía, otras a jefes tribales, que según la legisladora constituía una señal de mayor conciencia pública.

Gaza puede permanecer mayormente aislada del mundo exterior debido al bloqueo israelí, pero las arboledas de antenas satelitales sobre los techos indican que la modernidad -o las ideas del Islam radical en otras partes del mundo árabe- no puede ser excluida.

"Abrir el refugio ha sido una buena medida en la dirección correcta. A diario vemos una mayor conciencia entre la gente local", dijo la psiquiatra Qanita. Los tabúes están empezando a derrumbarse", agregó.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web