Imprimir

El Cuerno de África necesita una intervención humanitaria 'inmediata'

on . . Visitas: 386

elmundo

14-07-2011bisAlrededor de 10 millones de personas, que viven en el Cuerno de África, padecen una situación de auténtica emergencia por culpa de una impresionante sequía que azota por segundo año consecutivo esta zona.

Sólo en Kenya, alrededor de 3,5 millones de personas están ya en estado de inseguridad alimentaria, y un número significativo de personas se está enfrentando a condiciones catastróficas. Se calcula que uno de cada cuatro niños presenta desnutrición aguda.

Urgencia en la ayuda

Ante esta situación, Acción contra el Hambre hizo este lunes un llamamiento mundial para poner en marcha "una acción inmediata" con medidas urgentes como el despliegue integral de intervenciones de tratamiento de la nutrición, apoyo nutricional preventivo a los menores de cinco años, distribución de forraje, agua y servicios veterinarios para el ganado e intervenciones en el mercado para estabilizar los precios de los alimentos.

Esta ONG insta a la comunidad internacional a que reaccione e impulse la ayuda exterior encaminada a evitar los impactos de la sequía, de los picos de los precios de los alimentos, de la excesiva mortalidad del ganado y del desplazamiento masivo de la población. La desnutrición aguda severa alcanza ya una prevalencia del 4%. Los ingresos mensuales de niños con desnutrición severa en los centros hospitalarios de las zonas afectadas se han disparado un 78%.

El éxodo somalí

Por su parte, la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR) solicitó este lunes 114.4 millones de euros adicionales ante el éxodo de somalís que huyen del conflicto y la sequía en su país de origen, "la mayor catástrofe humanitaria del 2010", según el comisario de ACNUR .

Los fondos ayudarán a satisfacer las necesidades vitales de los recién llegados de Somalia a los países vecinos de Etiopía, Djibouti y Kenia, según explica la organización internacional en un comunicado.

El alto comisario de la ONU para los refugiados, Antonio Guterres, que se encuentra estos días la región para explorar la manera de atajar la situación desatada por la huida masiva de ciudadanos somalís, que en numerosos casos llegan con síntomas de desnutrición severa, recoge la nota de ACNUR.

El alto comisario de la ONU para los refugiados mostró su preocupación por el número de desplazados a consecuencia de la crisis en Somalia, que ha alcanzado a la cuarta parte de la población del país.

Guterres visitó la pequeña misión de Dollo Ado, en una zona árida y remota en el sureste de Etiopía, junto a la frontera con Somalia, donde decenas de miles de somalís han buscado refugio en los últimos meses.

Guterres y la comitiva de ACNUR se dirigieron después al oeste para supervisar un nuevo campamento de las Naciones Unidas en Kobe, Que fue inaugurado hace apenas unas semanas y que ha llegado a su máxima capacidad, prevista para 20.000 personas.

Entre la violencia y el hambre

Somalia, que padece conflictos internos armados desde hace una década, ha visto empeorada su situación por la severa sequía registrada en el Cuerno de África, la peor de los últimos 60 años.

Unas 54.000 personas han cruzado la frontera con Etiopía desde el inicio del año, a razón 1,700 personas cada día, según recoge el comunicado de ACNUR.

La malnutrición y las mortalidad de niños en los campamentos de refugiados es alarmantemente alta, asegura el organismo de la ONU. Al menos el 50% de los menores padecen una moderada o grave desnutrición, tasas similares a las que se registran en Kenia.

La atención a niños desnutridos se ha doblado desde enero

Los centros de alimentación que la ONG Save the Children tiene en Puntland, en el norte de Somalia, han doblado el número de niños atendidos desde el mes de enero de 2011. La cifra es la más alta desde que comenzó el programa de alimentación hace un año.

Sonia Zambakides, directora de emergencias de la ONG en Somalia ha explicado que muchas familias han llegado desde diferentes partes del país porque han perdido todo y sólo les queda luchar por sobrevivir con una comida al día.

Un total de 3.500 niños dependen de la alimentación que la ONG proporciona en el país africano para evitar que la grave situación provoque un número elevado de muertes infantiles.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web