Imprimir

ONG piden a la ONU que actúe contra la represión en Siria, Yemen y Bahréin

on . . Visitas: 394

elmundo

07-04-2011Una coalición de 19 ONG internacionales defensoras de los derechos fundamentales ha reclamado al Consejo de Derechos Humanos de la ONU que actúe de forma urgente contra la violenta represión que se está produciendo en Siria, Bahréin y Yemen de las manifestaciones antigubernamentales.

"La situación se está deteriorando rápido ante el uso por parte de las autoridades bahreiníes, sirias y yemeníes de la violencia para tratar de controlar la ola de protestas populares en Oriente Próximo y el norte de Africa", ha explicado Julie de Rivero, de Human Rights Watch, una de las ONG firmantes entre las que figuran también Amnistía Internacional y la Comisión Internacional de Juristas.

Según esta coalición, sólo una acción rápida por parte del Consejo podría poner fin a lo que consideran violaciones a gran escala de los Derechos Humanos por los gobiernos y las fuerzas de seguridad en los tres países.

"Es responsabilidad del Consejo de Derechos Humanos recordar a todos los estados que la represión feroz de las protestas generalmente pacíficas es contraria a las obligaciones en materia de Derechos Humanos de estos gobiernos", recuerda la coalición en su comunicado.

Los países en vías de desarrollo, que cuentan con una mayoría de bloqueo en el órgano de 47 miembros, normalmente impiden cualquier crítica contra sus miembros y aliados, pero sorprendentemente llegaron a un acuerdo a finales de febrero para suspender a la Libia de Muamar Gadafi como estado miembro.

Europa y Estados Unidos, principal escollo

Rivero y Jeremie Smith, del Instituto para los Estudios de Derechos Humanos de El Cairo, han indicado que la principal barrera para conseguir que el Consejo se reuniera fue la incapacidad de la Unión Europea y Estados Unidos de decidir su postura.

"Si los europeos y los estadounidenses apoyaran el movimiento, creemos que habría otros miembros del Consejo suficientes para conseguir que se convocara una sesión", ha explicado en rueda de prensa Smith. Al menos son necesarios 16 de los 47 países que componen el Consejo de Derechos Humanos para que se convoque una reunión. Bahréin es actualmente miembro del Consejo y Siria está tratando de entrar a formar parte en mayo.

Tras la suspensión de Libia, el Consejo aprobó por un estrecho margen en su sesión de primavera en marzo designar a un investigador especial sobre la situación de los Derechos Humanos en Irán, aunque se dejó de lado la controvertida resolución anual condenando la "difamación de la religión".

"Esto demuestra que hay cambios en el Consejo", ha considerado Smith. "Si pudiera adoptar una postura firme sobre Siria, Bahréin y Yemen, ciertamente haría que los tres pensaran de nuevo lo que están haciendo", ha opinado.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web