Imprimir

Marruecos tensa la cuerda de las relaciones bilaterales con nuevas acusaciones contra el Gobierno español

on . . Visitas: 555


El Gobierno de Rabat ha intensificado en las últimas horas sus ataques contra la Fuerzas y Cuerpos de seguridad españoles, con acusaciones de racismo hacia la Policía española por su trato a ciudadanos marroquíes en los pasos fronterizos de melilla y de comportamiento inhumano a miembros de la Guardia Civil por abandonar -dice- a ocho inmigrantes subsaharianos en aguas de Marruecos, informa el diario español ABC.

Las acusaciones marroquíes están incluidas en sendos comunicados difundidos el pasado viernes y se unen a otros tres hechos públicos en el mismo tono en días anteriores, alguno de los cuales fue rechazado por las autoridades españolas.

Según la versión de Marruecos, “una patrulla de la Guardia Civil española abandonó el viernes, 6 de agosto a las 07. 00 de la mañana frente a las costas marroquíes a la altura de la comuna rural de Belyunech a ocho inmigrantes procedentes de países del Africa Subsahariana en un estado de salud crítico”.

Según la agencia oficial MAP, uno de los inmigrantes, un joven camerunés de 30 años, relató que apenas llegaron a la costa de Málaga a bordo de una embarcación fueron detenidos por agentes de la Guardia Civil que los trasladaron a bordo de un barco y les arrojaron al mar junto a sus pertenencias, ya en las costas marroquíes, donde las autoridades de la zona les trasladaron a un hospital.

El Gobierno marroquí califica esta actuación de “aberrante e inhumana” y subraya que está “en total contradicción con el respeto de la dignidad humana y los Derechos Humanos”.

Horas más tarde, las quejas del Ministerio de Asuntos Exteriores de Marruecos se centraron en los agentes de policía destinados en la frontera con Melilla. En otro comunicado se acusa a los agentes de protagonizar dos incidentes con ciudadanos marroquíes, a quienes supuestamente golpearon, en lo que Rabat considera “un peligroso giro racista”.

El Ministerio español de Asuntos Exteriores mantiene su postura de no replicar a todos los comunicados marroquíes, tratando de no echar leña al fuego y sólo el pasado día 2 difundió a su vez una nota en la que rechazaba la versión de Rabat sobre un incidente ocurrido en el paso fronterizo de Farhana. Exteriores se limitó a decir que la actitud de Marruecos no se correspondía con el “espíritu de cooperación reinante entre los dos países”, y se remitió a las explicaciones de la Delegación del Gobierno en Melilla. Ésta ha desmentido siempre las acusaciones de Marruecos, indicando que los agentes policiales actuaron siempre de manera correcta ante la actitud de los ciudadanos marroquíes que no respetaban las normas establecidas para el cruce de la frontera.

Por su parte, la Asociación Unificada de la Guardia Civil ha rechazado las acusaciones de abandono de los inmigrantes subsaharianos, calificándolas de “falsas”.

Los incidentes y las protestas de Marruecos, que llegó a convocar el pasado día 2 al embajador español, Luis Planas, coinciden con las concentraciones convocadas por una ONG y en las que han participado grupos de marroquíes y subsaharianos ante la Embajada de España en Rabat y ante el consulado en Nador para protestar por lo que califican de “prácticas racistas de las autoridades españolas con los inmigrantes subsaharianos”.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web