Imprimir

La explotación infantil denigra al niño y le marca de por vida

on . . Visitas: 692

manosunidas

12 de junio, Día Mundial Contra el Trabajo Infantil

  • En el mundo hay 215 millones de niños que deben trabajar para sobrevivir
  • Más de 115 millones de niños trabajan en las que se consideran las peores formas de explotación infantil
  • El trabajo entre los jóvenes de 15 a 17 años aumentó en un 20 por ciento, de 52 millones a 62 millones, entre los años 2004 y 2008
  • El 60 por ciento de niños trabajadores lo hacen en el sector agrícola

Más de 115 millones de niños trabajan en las que se consideran las peores formas de explotación infantil. Trabajos que denigran al niño, le despojan de sus derechos fundamentales, dañan su salud y le marcan de por vida. Mientras tanto, millones de adultos en el mundo cierran los ojos ante este drama que tiene lugar diariamente en multitud de países, donde, además, y a pesar de que su práctica está penada y perseguida, las autoridades prefieren hacer la vista gorda ante el negocio que supone la explotación y el abuso de los seres más vulnerables y desvalidos.

Conoce el Programa de rehabilitación de niños de la calle en el estado indio de Madhya Pradesh que apoya Manos Unidas:

Según el censo, en India hay 11,28 millones de niños menores de 14 años que trabajan. El país asiático ostenta el triste récord de ser el que más niños trabajadores alberga en el mundo. La mayoría de estos pequeños (el 85%) desempeñan tareas agrícolas en las zonas rurales. Además, hay niños empleados en trabajos por los que reciben sueldos miserables (confección de alfombras y sharis,  joyería, servicio doméstico, hostelería, canteras, minería, fábrica de ladrillos, prostitución…).

El estado de Madhya Pradesh es ejemplo de ello. En sus calles hay más de 1 millón de  niños trabajadores. La mayoría son de origen tribal o pertenecen a las castas más bajas. Sus familias viven por debajo del umbral de la pobreza y totalmente marginados y el trabajo de los niños contribuye a proporcionar ingresos adicionales a las familias.  Esto los convierte en mano de obra barata para industrias y terratenientes.   Desgraciadamente, muchos de estos niños han abandonado el colegio prematuramente y sin educación nunca podrán optar a trabajos dignos y bien remunerados. De esta manera se perpetúa la situación de marginalidad de la población mas desfavorecida.

MadhyaPradesh

En los barrios marginales de la ciudad de Khandwa, capital del distrito, han sido identificados 1.500 niños en esta situación. Esto llevó a las hermanas de la Congregación Our Lady of the Garden a abrir en 2003 tres escuelas-puente donde anualmente preparaban a 150 niños y niñas de la calle para su escolarización en colegios oficiales, manteniendo siempre una estrecha relación con las familias, conscientes del papel fundamental de los padres en la escolarización de sus hijos.

El éxito del proyecto fue grande y las hermanas solicitaron el apoyo de Manos Unidas para ampliarlo en siete centros más, con capacidad cada uno para 50 niños y niñas de entre 5 y 14 años. Todos están sin escolarizar y  viven en los slum de la ciudad de Khandwa. Algunos de estos centros están en los alrededores de las estaciones de tren y de autobús, donde muchos se estos niños pasan el día deambulando y expuestos a múltiples peligros (trata, prostitución, explotación…).

Los “centros” se ubican en chabolas y en cada uno trabaja una profesora y una ayudante. La labor principal de ésta última es ir a buscar cada mañana a los niños y niñas que no se han presentado y atender a los más pequeños. La calidad humana y profesional de los profesores es impresionante. Poco a poco, se consigue ir rehabilitando a estos niños de la calle, muchos de ellos víctimas de las mafias de la droga, y reinsertarlos en la vida escolar y familiar.

Los cursos puente se imparten diariamente desde las 10:30h a las 13:30h. Antes y después de este horario las profesoras y ayudantes visitarán las chabolas de los niños que se ausenten de forma continuada y recorrerán las estaciones y calles colindantes en busca de niños que quieran unirse al programa.

 

Más información:

Eugenia Díaz, Marta Carreño

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Tfno: 91 308 20 20

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web