Imprimir

Una nueva réplica de intensidad 5,5 golpea Puerto Príncipe

on . . Visitas: 548


El Gobierno de Haití teme que la cifra de muertos por el terremoto supere los 150.000.-Este lunes comienza en Montreal una conferencia internacional para fijar un plan de ayuda para el país caribeño

AGENCIAS - Puerto Príncipe

Un terremoto de intensidad 5,5 en la escala de Ritcher ha sacudido de nuevo Puerto Príncipe, la capital de Haití, que sigue recuperándose a duras penas y gracias a la ayuda internacional del devastador seísmo que asoló el país caribeño hace casi dos semanas.

El epicentro de este nuevo temblor ha sido localizado a 41 kilómetros al oeste de Puerto Príncipe, según los datos suministrados por el Centro Geológico estadounidense. Por el momento se desconoce si esta réplica ha causado algún nuevo derrumbe de edificios o víctimas entre la población.

Mientras, todavía no hay una cifra definitiva de las víctimas mortales provocadas por el seísmo de magnitud 7 en la escala Richter del pasado 12 de enero. El ministro haitiano de Sanidad, Alex Larsen, ha declarado que hasta ahora se han confirmado "cerca de 120.000 muertos" pero que su Gobierno teme que el número se eleve por encima de los 150.000 en los próximos días.

El Gobierno de Haití puso ayer fin a la búsqueda de supervivientes del terremoto. En total son 133 personas las personas que han sido rescatadas con vida de entre los escombros, la última, un joven de 24 años que fue rescatado el sábado tras 11 días atrapado bajo los escombros de un edificio de tres pisos. A partir de ahora, la ayuda humanitaria se centrará en socorrer a las miles de personas que han perdido sus casas y que no tienen alimentos o atención médica, especialmente en la capital y las ciudades cercanas.

El ministro ha explicado que las principales necesidades actuales en su país son: agua, alimentación, material ortopédico, anestesias y analgésicos, aunque considera que la primera gran fase de emergencia ya ha pasado. "Ahora lo que necesitamos es hospitales de campaña para ocuparnos de los postoperatorios y poder liberar así los hospitales, que tienen que retomar su actividad habitual", ha señalado, aludiendo a uno de los principales problemas: la falta de vivienda de muchos de los operados, que hace prolongar su estancia hospitalaria.

Cumbre en Montreal

Precisamente la asistencia a las víctimas del terremoto y la puesta en marcha de un plan coordinado de reconstrucción a largo plazo de Haití serán dos de los temas que centren la conferencia internacional que comienza mañana en la ciudad canadiense de Montreal, adonde ya comenzaron a llegar representantes de una veintena de países y organizaciones.

El ministro canadiense, presidente de la conferencia, ha asegurado hoy que la reunión "establecerá una visión clara y conjunta en la comunidad internacional" para la recuperación y reconstrucción a largo plazo de Haití. "Esta conferencia será un paso inicial pero crítico en el largo camino de la recuperación", ha añadido el ministro canadiense. La reunión también analizará la necesidad de un mayor grado de coordinción entre los países que proporcionan ayuda humanitaria a Haití tras los problemas surgidos en los primeros días después del seísmo.

Varios países han expresado sus críticas sobre la forma en que Estados Unidos, que controla el aeropuerto de Puerto Príncipe desde poco después del terremoto, ha gestionado la llegada de ayuda humanitaria. La semana pasada, el embajador de Haití ante la ONU, Raymond Joseph, protestó contra la práctica de los militares estadounidenses de arrojar desde helicópteros la ayuda humanitaria en vez de establecer en el suelo puntos de entrega. En términos similares se expresó la Coordinadora Humanitaria del Programa Mundial de Alimentos, Kim Bolduc, quien dijo que "necesitamos una distribución ordenada y respetuosa de la comida".

Cuestiones como estas deberán resolver de forma inmediata los ministros del Grupo de Amigos de Haití (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, Francia, México, Perú, Estados Unidos y Uruguay), junto con represenantes de Japón, la República Dominicana y la Unión Europea, que liderará la vicepresidenta española María Teresa Fernández de la Vega, además de organizaciones internacionales. Cannon ha anunciado que a Montreal también viajará el primer ministro haitiano, Jean-Max Bellerive, y algunas de las principales organizaciones no gubernamentales (ONG) que trabajan en Haití "para informar a los ministros de su perspectiva" sobre los problemas y soluciones.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web