Imprimir

Tercera huelga de metro y bus

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 372

elpais

La tercera jornada de huelga conjunta de Metro de Madrid y de los autobuses de la EMTmetro de madrid (Empresa Municipal de Transportes) vuelve a poner este lunes al transporte público en servicios mínimos. Los trenes del metro circulan al 53% del dispositivo habitual entre las 6.45 y las 8.45 y al 42% entre las seis y las ocho de la tarde. Los servicios mínimos para los autobuses han sido decretados entre el 40 y el 50% de la dotación habitual durante los paros, que se realizan en tramos de dos horas en horario de madrugada, mañana y tarde. En resumen: esperar el doble de tiempo.

Los sindicatos han cifrado el seguimiento de los paros de la mañana en 100% en EMT, según datos de UGT y 97% en Metro, según CC OO. De momento las empresas públicas no han ofrecido sus cifras. "Me ha tocado esperar de más con el metro y ahora con el autobús", se ha lamentado Cristina Piciu, de 43 años, que llega tarde a limpiar casas. Salió de Vicálvaro a las 7.20 y a las 8.40 aguardaba en la fila en plaza de Castilla a que llegue el 174.
"Llevo 40 minutos esperando", se quejaba Alejandra Ramírez, de 37 años, que ha avisado a su jefe de que va a llegar tarde. También se retrasó el viernes por la huelga anterior. Espera el 67 de la EMT en plaza de Castilla. La fila de a uno de personas que esperan el autobús 173 de la EMT en plaza de Castilla medía, a las 8.40, más de 10 metros. A esa misma hora, había esperas de 14 minutos en el andén de la línea 8 de Nuevos Ministerios que lleva al aeropuerto.

Los paros han sido convocados por los sindicatos protestar por la rebaja salarial de los trabajadores, la supresión de la paga extra de Navidad y el aumento de las tarifas a los usuarios. La huelga en la EMT se ha llevado a cabo, para el servicio nocturno, desde las once de la noche del domingo hasta la una de la madrugada de hoy lunes; y desde las siete a las nueve de la mañana en el turno de mañana.

Por la tarde será entre las siete de la tarde y las nueve de la noche. Según el Consorcio Regional de Transportes, la dotación mínima es de dos autobuses por línea, salvo en los trayectos que habitualmente sólo funcionan con un vehículo, mientras que los servicios mínimos para la red de autobuses nocturnos se prestan con un autobús por línea. En el caso de Metro, en cada estación permanece abierto durante los periodos de los paros como mínimo un vestíbulo y sus accesos, que es el que se mantiene habilitado hasta la recuperación total del servicio.

La segunda huelga conjunta fue el pasado viernes 28 de septiembre. Los paros, sumados a la lluvia, complicaron el tráfico con atascos kilométricos en los accesos a la capital, de entre 70 y 100 kilómetros, y una hora punta que alargó hasta el punto de que a las once de la mañana seguían los problemas. Los primeros paros se registraron el viernes 22 de septiembre con un amplio seguimiento. El lunes de esa semana, día 17, el Metro afrontó por primera vez paros parciales, que coincidieron con 24 horas de huelga en Renfe, incluido el Cercanías en Madrid.

Los trabajadores de Metro de Madrid acordaron el pasado viernes en asamblea endurecer el conflicto con tres jornadas más de paros parciales de tres horas por turno —una hora más— durante los días 22, 26 y 29 de octubre.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web