Imprimir

Unas 68.000 empleadas de hogar trabajan 'sin papeles' en la CAV

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 396

deia

El Gobierno español no se atreve a decir que el proceso de regularización laboral de lasempleadas hogar empleadas de hogar ha sido un fracaso, pero sí reconoce que no ha servido para aflorar el enorme volumen de empleo sumergido que existe en el sector del trabajo doméstico, por lo que no descarta adoptar alguna iniciativa para hacer que un mayor número de trabajadoras cotice a la Seguridad Social.

Una vez concluido el periodo transitorio para la inclusión de las trabajadoras domésticas en el régimen general de la Seguridad Social, la radiografía laboral del sector en el Estado español muestra que en torno a 400.000 personas -según los cálculos del Ministerio de Empleo- continúan sin ser dadas de alta, mientras que otras 341.770 sí están cotizando. La situación en el País Vasco es similar, ya que junto a las 15.322 trabajadoras dadas de alta en el régimen general, hay otras 5.427 que en junio aún permanecían en el especial (extinguido con fecha 1 de julio). Son en total algo más de 20.700 trabajadoras de un colectivo estimado de 89.000, lo que arroja un saldo aproximado de 68.000 empleadas domésticas que seguirían trabajando en negro.

Según los datos aportados ayer por el Gobierno español, en junio las oficinas de la Seguridad Social de Euskadi registraban 20.691 trabajadoras de hogar dadas de alta -15.322 en la CAV y 5.369 en Nafarroa-. Además, 6.679 personas -5.427 en la CAV y 1.252 en Nafarroa- no habían realizado el trasvase de afiliación desde el régimen especial al general. La mayor parte de estas trabajadoras (discontinuas que trabajan en varias casas) serán excluidas automáticamente del sistema y únicamente aquellas que trabajan para un solo empleador serán incorporadas automáticamente al régimen general.

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, admitió ayer que el proceso de integración de las empleadas del hogar no ha logrado reducir la economía sumergida como se pretendía. Al comentar los datos de afiliación a la Seguridad Social de junio, Burgos concretó que el grupo de empleadas de hogar sólo arroja un incremento neto de una 25.000 personas. "No estamos propiamente ante un incremento significativo de la afiliación", dijo, para añadir que "es probable que esta hubiera crecido de la misma forma sin este proceso de integración".

Burgos cifró en unos 35.000 los trabajadores del hogar cuya actividad es discontinua que no se han incorporado al régimen general y sobre los que el Ministerio de Empleo va a centrar su atención en las próximas semanas y meses. De ellos, una "parte importante", más de 7.500 están en proceso de tramitación por culpa de la masificación de los últimos días en las oficinas de la Tesorería de la Seguridad Social. Por tanto, fuera del régimen de protección de la Seguridad Social han quedado unas 28.000 personas, según el secretario de Estado de la Seguridad Social.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web