Imprimir

El Ibex borra su euforia inicial después de las elecciones griegas

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 381

expansion

La euforia inicial provocada por el resultado de las elecciones griegas se diluye. La victoriaibex-35 de los partidos que respaldan el rescate no logra evitar las dudas de unos mercados que habían contado con el estímulo de una posible acción coordinada de los bancos centrales. El euro sufre para mantener los 1,27 dólares recuperados a primera hora. La tensión reaparece en la deuda pública. La prima de riesgo recupera los 540 puntos pocos minutos después de llegar a bajar de los 530, con el bono cerca de nuevo del 6,9%. El Ibex acusa estas presiones desinflando su rebote inicial, fruto de un freno en las subidas de la banca.

Los mercados de divisas, de deuda, de materias primas y de renta variable se esfuerzan en mantener el estímulo que compartieron a primera hora. Después de la incertidumbre que reflejaban los sondeos en las últimas semanas, las elecciones griegas han otorgado un respaldo mayoritario a los partidos que apoyan el rescate europeo. La posibilidad de la salida del euro de Grecia queda, al menos de momento, aparcada. La formación conservadora Nueva Democracia (ND), encabezada por Andonis Samarás, fue la triunfadora. Los griegos votaron por el euro, y abren la puerta a un gobierno de coalición que siga ejecutando el plan de rescate europeo.

El resultado de las elecciones griegas permite, a corto plazo, no tener que recurrir a una de las medidas que más había esperanzado a los mercados: la acción coordinada que habían planificado los bancos centrales para evitar una situación de caos financiero. Después de la euforia inicial, el euro sufre para conservar los máximso de un mes logrados inicialmente, por encima de los 1,27 dólares. Su avance favorece la remontada entre las commodities. El barril de Brent sube al borde de los 99 dólares.

La deuda periférica minimiza su mejora, con la excepción, en todo caso, de la griega. El interés exigido al bono a diez años de Grecia se enfría del 28% al 26%. La deuda española corrige la mejora inicial. Por el momento evita los récords negativos que marcó la semana pasada. El interés del bono a diez años sigue cerca del 6,9%, y la prima de riesgo repunta hacia los 540 puntos básicos, cerca de los 543 con los que finalizó el viernes, y lejos de los 529 puntos que presentaba antes de la apertura.

La minitregua que concede la deuda pública es extensible a la renta variable. El Dax alemán, el Cac francés y el paneuropeo Eurostoxx50 reducen unas subidas que, en el caso de la banca, llegó a superar el 2% de media en la apertura. Las referencias del exterior enfrían sensiblemente los avances en la bolsa española. El Ibex comenzó por encima de los 6.800 puntos. Pero con el paso de la sesión se repliega hacia los 6.700. Poen en peligro así la continuidad de una remontada que incluye cuatro subidas consecutivas, con un saldo positivo del 3,1%.

Los bancos sufren para mantenerse entre los valores más alcistas de la jornada. El sector afronta además la amenaza de nuevas rebajas de ráting por parte de Moody's. La agencia estadounidense, en principio, revisará esta semana la calificación crediticia de la banca española, después de la rebaja de ráting emitida sobre España.

Al margen del sector financiero, todo un peso pesado como Telefónica recibe una rebaja de valoración por parte de los analistas de Nomura, desde los 13,5 hasta los 11 euros por acción, mientras que desde Société Générale apuestan ahora por 'comprar' Gas Natural.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web