Imprimir

El Tesoro prevé colocar 2.000 millones de euros bajo la presión de los mercados

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 315

cincodias

La subasta de este martes en la que el Tesoro espera captar un máximo de 2.000 millones tesoro-publicoen letras a tres y seis meses es la última cita que tendrá que afrontar España en abril. El cuarto mes se caracteriza por ser uno de los de mayores vencimientos. En concreto en este mes España se enfrenta a unos vencimientos de 24.000 millones de euros.

El objetivo de captación fijado para hoy se encuentra por debajo del fijado en otras ocasiones. La razón, al igual que sucediera en las subastas de la semana pasada, es la presión a la que se encuentra sometida España. El Ibex 35 se encuentra por debajo de los 7.000 puntos y ha superado los mínimos de 2009 mientras que la prima de riesgo continúa su escalada ante las nuevas tensiones que imperan en el mercado de deuda. Esta mañana, horas antes de la subasta, el riesgo-país se sitúa al borde de los 480 puntos.

Al nuevo brote de deuda que está afectando con especial virulencia a Italia y España se suman los datos divulgados ayer por Eurostat. La oficina estadística de la UE confirmó ayer que 2011 cerró con un déficit del 8,5% en línea con lo apuntado por el actual Ejecutivo y un 2% más de lo señalado por el anterior Gobierno socialista. Asimismo, ayer el Banco de España volvió a comunicar lo que ya todos sabían, que la economía nacional ha entrado en recesión durante el primer trimestre de 2012. Según los datos manejados por el organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el PIB se contrajo un 0,4% en los tres primeros meses del año.

A todo esto hay que sumar la incertidumbre que planea sobre el Viejo Continente a raíz de la victoria en la primera vuelta de las elecciones francesas del candidato de socialista François Hollanda. La posibilidad de que se abra un nuevo frente en Europa que ponga fin a la hegemonía ejercida por Alemania no sentó muy bien ayer a un mercado que en los últimos años ha sido testigo de sucesivos recortes que tenían por objeto control el déficit. La noticia trajo consigo más incertidumbre tanto la renta variable como en la renta fija.

Ante este panorama, que no hace más que aumentar la desconfianza de unos inversores recelosos de los nuevos recortes acometidos por el Ejecutivo para cumplir las exigencias marcadas por Bruselas, el mercado permanecerá atento a los resultados. Especialmente, los inversores prestarán atención a la demanda y a la posibilidad de si el Tesoro se ve obligado a incrementar los tipos para colocar la deuda a corto.

La semana pasada el organismo dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad acudió al mercado para obtener financiación. En ambos casos (en la deuda a corto y largo plazo) los resultados fueron bastante satisfactorios. El Tesoro consiguió colocar por encima del máximo fijado en unas subastas con fuerte demanda y en la que se elevó el precio, en línea con lo acontecido en el mercado secundario.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web