Imprimir

El Banco de España anima al sector a acudir de forma masiva a la subasta del BCE

on . . Visitas: 558

elpais

El Banco Central Europeo (BCE) celebra hoy su primera operación de refinanciación a tres años,banco-de-espana destinada a facilitar el acceso del sector bancario europeo a toda la liquidez que necesiten para cubrirse al máximo con vistas a los vencimientos que le esperan en el próximo años. Además, se espera una elevada demanda por parte de la banca que, en el caso de la española, podría rondar los 100.000 millones entre esta y la segunda subasta de estas mismas características que tiene anunciada para febrero. El resultado de la operación se conocerá a partir de las 11.15, hora peninsular española.

El Banco de España, a instancias del Eurosistema, ha dedicado tiempo en las últimas semanas a convencer a las entidades españolas para que acudan a la operación destacando el hecho de que ya no les estigmatiza ya que acudirán bancos de todos los países. El jueves pasado, Javier Alonso, director general de Operaciones del supervisor, se reunió con los tesoreros de las entidades para instarles a que "cubrieran casi todos los vencimientos de 2012 y 2013 entre las subastas de diciembre y febrero", según uno de los asistentes. A la vez, Alonso insistió en que con esta solución parcial del problema de la liquidez, "deberían evitar cortar el crédito, sobre todo a las pymes". El supervisor admitió que hay "una lógica reducción de los préstamos (sobre todo a algunos sectores), pero que se debería hacer de manera ordenada", según estas fuentes.

Por si hubiera alguna duda, fuentes financieras añaden que el BCE ha rebajado el coeficiente de caja que exige a los bancos, lo que ha liberado unos 10.000 millones en España y hasta 100.000 en la eurozona para invertir en deuda pública a corto. Estos activos, que como mínimo rinden al 1,8% en el caso del Tesoro español, luego servirán como garantía para pedir prestado al BCE al 1%.

Hasta el vicepresidente del BCE, Vitor Constancio, confía en que se registre una fuerte demanda, aunque no se atrevió a dar una cifra. Fuentes del mercado señalan que la banca española podría pedir alrededor de 100.000 millones en las dos subastas, ya que hay un vencimiento en breve de 140.000 millones a seis meses que pidió la banca española. José Carlos Díez, de Intermoney, cree que estas subastas son "la mejor noticia del año para la banca" porque disipa el riesgo de una crisis de liquidez, "pero no soluciona el problema de fondo". "Para que se abra el grifo, las entidades deberían poder captar dinero en los mercados", advierte.

El consejo de Gobierno del BCE acordó en su reunión del pasado 8 de diciembre llevar a cabo dos subastas a tres años con adjudicación plena y a tipo fijo, que puede amortizarse al cabo de un año. Estas subastas, que sustituyen a las de 12 meses anunciadas en octubre, se celebrarán hoy y el próximo 20 de febrero de 2012.

Desde Analistas Financieros Internacional, David Cano cree que esta operación tendrá una buena cogida entre las entidades europeas, con una demanda que como mínimo será de 200.000 millones de euros, pero que estima ascenderá hasta los 400.000 millones de euros para el conjunto del Eurosistema.

Cano destacó que es una "buena señal" que el presidente del BCE, Mario Draghi, haya pedido a los bancos que acudan a esta subasta, eliminando el estigma que tenía hasta ahora que las entidades recurrieran a este tipo de financiación, ya que no significa que tienen un problema, algo ya evidente en el sector, sino que van a resolver o aminorarlo y mejorar sus resultados. Por ello, cree que sería "una mala decisión" por parte de los bancos no acudir a la subasta.

Susana Felpeto, analista de Atlas Capital, apunta que el potencial impacto positivo de esta subasta dependerá en gran medida de que haya un volumen elevado de demanda, a partir del umbral de los 200.000 millones de euros. La analista considera que en esta operación "la gran diferencia viene marcada por la amplitud del vencimiento, con el que se pretende evitar un colapso de liquidez de cara al año que viene, cuando coincidirán importntes vencimientos tanto del sector público como privado".

En esta misma línea, la estratega de mercados de IG Markets, Soledad Pellón, espera una "fuerte demanda" en esta operación de refinanciación, que es un "cierto alivio" para las entidades financieras de cara a 2012, cuando tendrán que hacer frente a importantes vencimientos. En concreto, cree además que va a dotar a las entidades españolas de la liquidez que necesitan ahora que tienen que hacer frente a los procesos de recapitalización acordados para la banca europea y va a ayudarles a cubrir el agujero que pueda dejar en sus cuentas la intención del Gobierno de Mariano Rajoy de sanear los balances de la banca, para lo que deben vender los inmuebles terminados en manos de las entidades financieras.

Alivio para la deuda soberana

Para Jose Carlos Diez, el impacto de esta medida del BCE ya se está viendo en la deuda pública periférica e incluso está llegando a los bonos corporativos y a la renta variable, aunque recordó que aún existen presiones recesivas. Además, también cree que hasta que la situación no mejore no se trasladará al crédito a la economía.

Por su parte, Cano cree que los bancos destinarán esta financiación a numerosos usos, aunque el fundamental será adquirir deuda pública, lo que permitirá calmar la tensión en los mercados secundarios de deuda soberana, como ya se está viendo. También utilizarán esta inyección de liquidez para emitir menos deuda y pagares y reducir los depósitos, frenando la denominada "guerra del pasivo!, mientras que por el contrario, es probable que poca de esta cantidad se traslade a la economía real.

En esta misma línea, Felpeto precisa que, si bien el efecto de esta inyección de liquidez puede contribuir a reducir los diferenciales de la deuda soberana, reduciendo los costes de financiación de los Estados e impulsando la renta variable, sus posibles efectos positivos sobre la economía real sólo serían perceptibles "más a largo plazo", puesto que si las entidades dedican esta liquidez a la compra de deuda pública no la dedican a conceder préstamos.

Desde IG Markets, Pellón también cree que parte de este dinero se puede utilizar en las subastas que celebren los Tesoros de los países de la eurozona y permitirá sanear el sistema financiero, algo que ayudaría a calmar a los mercados, como se ha demostrado con la última operación celebrada este martes por el Tesoro español.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web