Imprimir

Nace en Barcelona la Red Europea de Economía Social y Solidaria

on . . Visitas: 576

abc

La celebración del congreso, que finalizará el sábado en la capital catalana, es la culminación de un proceso que economiacomenzó en Lima (Perú) en 1997 y continuó en Quebec (2001), Dakar (2005) y Luxemburgo (2009).

En el congreso participan representantes de entidades sociales y solidarias de Alemania, Austria, Bélgica, Hungría, Italia, Luxemburgo, Portugal, Suiza, Egipto, Marruecos y Túnez, que trabajan en el desarrollo local, la integración social, el consumo responsable o la financiación ética.

El director de Finançament Ètic i Solidari (FETS), Jordi Marín, ha explicado hoy en rueda de prensa que no se trata de economía de beneficencia sino de otra manera de entender la economía, tanto en los negocios, como en las finanzas o el consumo.

Los responsables del congreso quieren demostrar que "el actual modelo económico está caduco y está caracterizado por la codicia y la especulación, las ansias de generar beneficios económicos a corto plazo y a cualquier precio".

Los fundadores de esta red ven en el actual modo de entender la economía la causa de la actual crisis económica y social y destacan que en todo el mundo se están levantando "valores de reciprocidad, solidaridad e intercambio igualitario".

Marín ha sido muy crítico con las entidades bancarias: "la crisis económica -ha dicho- no habría sido posible sin la participación de la mayoría de entidades financieras que, lejos de advertirnos de los riesgos asumidos nos han animado a jugar".

"Necesitamos entidades financieras diferentes para crear una economía diferente", ha sentenciado Martín, que ha animado a dirigir los ahorros de los ciudadanos a financiar "necesidades más próximas, como las cooperativas de productores de agricultura ecológica de nuestro territorio, las empresas de inserción sociolaboral que den trabajo a nuestros vecinos, o la asociación cultural del barrio".

Transparencia, gestión democrática y participativa, propiedad colectiva, concepción diversa del ánimo de lucro y orientar la política financiera hacía la ética, son algunas de las propuestas de los creadores de la red.

La polítóloga especializada en relaciones internacionales y cooperación al desarrollo Anna Fernández ha explicado que la sociedad de consumo actual se basa en la producción masiva.

"Y la producción en masa es más rentable que hacerlo de forma artesanal, pero necesita, por un lado, de grandes recursos naturales y materias primas por encima de las posibilidades del planeta y, por otro, garantizar el consumo de masas mediante la mercadotecnia, la publicidad y las estrategias de comercialización", ha advertido.

Fernández ha denunciado: "todos sabemos que las consecuencias son fatales para el planeta y las generaciones futuras y que genera grandes desigualdades sociales, pero el sistema tiene mucho cuidado de ocultar y tergiversar estos efectos perversos".

Por ello ha propuesto "pequeños cambios en nuestros hábitos de consumo. Aplicando el espíritu crítico, la responsabilidad social y la consciencia ecológica, podemos conseguir grandes cambios".

El presidente de la Red de Economía Solidaria de Navarra y de la Asociación Fiare Navarra, Carlos Rey, ha avanzado que el mercado social supone crear circuitos alternativos al comercio convencional desde la perspectiva del consumo responsable.

"En este momento en el que los mercados financieros tienen cautivos a los gobiernos y la única salida planteada son los recortes sociales, el mercado social es la solución que impulsa la democracia económica, el equilibrio ecológico y la implicación de la sociedad en el desarrollo de un mundo más justo, social y solidario", ha señalado Rey.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web