Imprimir

Ocho países del Sahel, en riesgo de crisis humanitaria

on . . Visitas: 967

publico

Hace meses que las alarmas sobre una inminente hambruna en la zona del Sahel (región africana26-01-2012e1 que se encuentra en la zona de transición entre el desierto del Sáhara, al norte, y las sabanas, al sur) fueron encendidas por las ONG. Ayer, le tocó el turno al relator especial de la ONU para el Derecho a la Alimentación, Olivier de Schutter, que advirtió de que es necesario actuar ya en la zona "No podemos esperar hasta que la gente esté famélica para empezar a actuar, el mundo debe moverse inmediatamente para evitar una crisis alimentaria a gran escala"

Las cifras que ofrecen las organizaciones son alarmantes. Unicef cifra en un millón el número de niños que sufren riesgo inminente de desnutrición si la comunidad internacional no se moviliza. Los países más afectados son Níger, Mauritanai, Mali y Chad, pero la preocupación se ha trasladado también a Burkina Faso y Senegal, y a las regiones norteñas de Camerún y Nigeria. Los estados más afectados son Níger, Mauritania, Mali y Chad

La mayoría de los gobiernos, según señaló ayer De Schutter, han reaccionado "rápido": han declarado el estado de emergencia y han solicitado asistencia internacional. En este sentido, el portavoz de Naciones Unidas exigió a la comunidad internacional "esa misma urgencia" para resolver la crisis. "No se pueden cometer los mismos errores del año pasado, cuando los agentes internacionales retrasaron su respuesta a la crisis del Cuerno de África", advirtió De Schutter.

Un informe reciente realizado por Intermón Oxfam y Save The Children señala que, si la respuesta internacional a la crisis humanitaria de Somalia, Kenia y Etiopía hubiese llegado a tiempo, se habrían evitado miles de muertes.

Naciones Unidas declaró oficialmente la hambruna en el Cuerno de África el pasado agosto, pero ya meses antes las ONG habían dado la alerta. Esa demora, que se elevó a seis meses, a la hora de reaccionar tuvo consecuencias nefastas: más de 50.000 personas murieron en la región entre abril y agosto del año pasado, la mitad de ellos niños menores de 5 años.

En el Sahel, hay varios factores de riesgo a tener en cuenta que se repiten en la mayoría de países africanos: la inestabilidad del clima, lo que provoca a su vez el bajo rendimiento de las cosechas y el endeudamiento de los agricultores, y la constante subida del precio de los alimentos. "Estamos en el periodo inmediatamente posterior a la cosecha, cuando los precios deberían caer de manera significativa, pero en algunos casos continúan subiendo y en otros se estabilizan por encima de la media de los últimos cinco años", afirmó De Schutter. Por ejemplo, en Níger el precio del mijo fue en la cosecha de noviembre de 2011 un 37% más caro que el año anterior.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web