Imprimir

El Constitucional francés prohíbe el matrimonio entre homosexuales

on . . Visitas: 769

abc

29-01-2011El Consejo Constitucional francés no autoriza el matrimonio homosexual y considera que su prohibición está avalada por la Constitución, sin que haya una mayoría política de ningún tipo presta a una reforma institucional que sería largo, complicado e imprevisible plantear. La decisión se produce solo unos días después de que el Senado francés enterrara el proyecto de ley de Eutanasia.

Nicolas Sarkozy y su gobierno han acogido la sentencia del Consejo Constitucional, contraria al matrimonio homosexual, con prudente reserva, mientras que las asociaciones pro gay se aprestan a relanzar el debate, con motivo de la próxima campaña de las elecciones presidenciales de 2012. De ahí la importancia de la sentencia, ante un caso que los protagonistas desean seguir utilizando como «banderín de enganche».

Una pareja de lesbianas, unidas administrativamente a través de la Ley de parejas de hecho (el Pacto civil de solidaridad, PACS, que data de 1999), había presentado ante el Consejo una demanda de autorización para unirse en matrimonio civil, en una alcaldía.

Decisión inapelable

Tras un largo periodo de reflexión, el Constitucional ha dictado su sentencia: «Según la Ley y Constitución francesa, el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer. No corresponde al Consejo sustituir al legislador en este terreno». Se trata de una decisión inapelable, que bien subraya la dimensión institucional del debate: no habrá matrimonio gay en Francia mientras no exista una mayoría política que decida emprender reformas que nadie han planteado.

Las lesbianas unidas a través de un PACS que habían recurrido ante el Consejo Constitucional, Corinne Cestino y Sophie Hasslauer, viven juntas desde hace catorce años. Y adoptaron juntas cuatro niños. Según ellas, «pensamos que el matrimonio podía ser una forma de proteger a los niños, ayudando a solventar los problemas de sucesión y guarda, en caso de defunción de una de nosotras».

El Consejo no desea entrar en problemas personales o familiares de nadie. Se limita a interpretar la Constitución y la legislación en materia de matrimonio. Entre los medios homosexules y partidarios del matrimonio gay se esperaba con relativa «expectación» la sentencia del órgano, que vela por la constitucionalidad de las leyes y su aplicación. Su fallo cierra definitivamente las «esperanzas» de quienes esperaban que los PACS «abriesen» la puerta al matrimonio homosexual a corto o medio plazo. Imposible recurrir ante la sentencia del Consejo, la pareja de lesbianas que había recurrido a su autoridad desea «prolongar» el debate, esperando que la próxima campaña de las elecciones presidenciales permita relanzar la cuestión.

Las asociaciones homosexuales y algunos grupúsculos políticos han decidido embarcarse en un debate que pudiera prolongarse durante meses y años. Noël Mamère (ecologista) y Najat Belkacem (socialista), dos personalidades de segundo plano, han sido los primeros en anunciar que el matrimonio homosexual estará en el «corazón» de la próxima campaña de las elecciones presidenciales, anunciando nuevas «iniciativas» políticas.

Sin embargo, las grandes personalidades socialistas, como Dominique Strauss-Kahn (DSK), Ségolène Royale o Martine Aubry, comienzan por estar al margen de un debate inflamable. En el PCF, el silencio es de rigor, mientras que las extremas izquierdas son partidarias de una gran iniciativa legislativa, si un candidato de izquierda ganase las próximas elecciones presidenciales.

A la extrema derecha, Marine Le Pen, la nueva líder del Frente Nacional (FN) fundado por su padre, se declara totalmente contraria al matrimonio homosexual, como las diversas familias centristas de la mayoría presidencial. Por su parte, Nicolas Sarkozy, su gobierno y partido, mayoritarios, en la Asamblea Nacional y el Senado, son hasta hoy contrarios al matrimonio gay. Pero prefieren no embarcarse prematuramente en la discusión de un debate de sociedad que está zanjado jurídicamente.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web