Imprimir

El desempleo más duro

on . . Visitas: 960


Desde que comenzó la crisis, en la provincia se ha duplicado el número de personas con discapacidad que se ha quedado sin trabajo Un millar de discapacitados están en paro en Castellón, el doble que en 2007

El desempleo castiga a más de 60.000 personas en toda la provincia de Castellón. Pero de entre ellas hay un colectivo que ante la dificultad ya existente de encontrar un nuevo trabajo se les suma el handicap de tener una discapacidad. Desde que comenzó la crisis, el número de personas con discapacidad que están en paro se ha duplicado. En 2007 eran 482 los afectados, cifra que se incrementó el año siguiente en 200 personas más y que al acabar el pasado año alcanzó el millar de afectados. Y para ellos la búsqueda de empleo se hace aún más difícil.

La tasa de paro de este colectivo supera el 70%, mientras que en el resto de la población se encuentra en un 30%.

El Ministerio de Sanidad y Política Social desarrolla un programa, el Plan de Acción para Personas con Discapacidad, con el objetivo de formar a los parados de este colectivo para incrementar las posibilidades de encontrar un empleo. Así, el plan se desarrolla en tres vertientes: la formación ocupacional, el empleo por cuenta ajena y el autoempleo.

Junto a ello, el Servef también desarrolla programas para ayudar al cerca del millón de personas discapacitadas en paro. Según informaron desde la Conselleria de Economia, Hacienda y Empleo, los planes se agrupan en dos grandes áreas: fomento del empleo y formación y cualificación profesional.

«En el área de fomento, la finalidad de los programas del Servef es mejorar el nivel de inserción laboral de este colectivo, rompiendo las barreras que dificultan su incorporación al mercado de trabajo y potenciando la creación de empleo estable adecuado», indicaron. Para ello, el trabajo se centra en dos campos: el del empleo protegido, fomentando los Centros Especiales de Empleo y los Planes Integrales de Empleo; y el del mercado ordinario de trabajo, incentivando la contratación indefinida, temporal y la adaptación de los puestos de trabajo en las empresas ordinarias, así como ayudas a su establecimiento como trabajadores autónomos.

La Conselleria explicó que también se subvenciona la realización de proyectos de empleo con apoyo, que son acciones de orientación y acompañamiento individualizado en el puesto de trabajo prestadas por preparadores laborales especializados, que faciliten la adaptación social y laboral de los trabajadores con discapacidad que afrontan especiales dificultades de inserción en el mercado ordinario de trabajo.

En cuanto a la formación y la cualificación profesional, en este terreno y específicamente destinados para el colectivo de trabajadores con discapacidad desempleados, se desarrollan los Talleres de Formación e Inserción Laboral (TFIL), «que son acciones que combinan la formación básica en áreas instrumentales con la formación profesional para el empleo a fin de proporcionarles la cualificación necesaria para desempeñar una ocupación concreta, dadas las características psicosociales y profesionales de los participantes y las necesidades de las empresas», apuntaron. Destro de este plan se pueden incluir períodos de Prácticas No Laborales.

De esta forma, desde el año 2004 hasta 2009 en la provincia de Castellón han sido beneficiarios de alguna de las ediciones de estos programas más de 2.250 participantes discapacitados. En total, se han destinado unos fondos de 10,5 millones de euros.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web