Imprimir

La pobreza, en su punto más alto en 18 años en EE.UU.

on . . Visitas: 651

lanacion

Por más esfuerzos y promesas que haga el gobierno de Barack Obama, la tendencia no se revierte. La Oficina delEEUU Censo norteamericana confirmó ayer que el índice de pobreza en el país alcanzó, luego de crecer por cuarto año consecutivo, el 15,1%, su punto más alto en 18 años.

Según los datos, en total 46,2 millones de habitantes viven con menos de 1000 dólares al mes. En términos absolutos, nunca había habido tantos norteamericanos bajo la línea de pobreza desde que se empezó a llevar este registro, en 1959.

"Es otra cruz para el gobierno de Barack Obama", sostuvo Ron Haskins, titular del Centro para la Infancia y la Familia (CCF), en un plenario organizado por la Brookings Institution destinado a desmenuzar la sombría estadística.

Ni siquiera quienes se consideran cercanos a la administración demócrata podían ocultar su agobio. "Se supone que en 2010 hubo algo de recuperación económica. Sin embargo, desde entonces, la economía es como un muerto flotando en el río, y así se ha quedado", acotó Lawrence Katz, de la Universidad de Harvard.

No es sólo el aumento de la pobreza. El panorama se ensombrece aún más con la evidencia de que, en el último año, aumentó la cantidad de personas sin cobertura médica, pese a que su extensión era uno de los caballitos de batalla de Obama.

Otro dato inquietante es que cada vez más se angosta la franja de clase media, soporte del espíritu emprendedor -el "sueño americano"- que impulsó el crecimiento del país. "Los pobres son más pobres, y los ricos, más ricos", señala el informe.

"Yo no lo vería tan negro. Hay un dato alentador, como es el hecho de que, en la franja de personas de entre 18 y 24 años, hubo un crecimiento de la cobertura de salud", dijo la secretaria de Salud y Servicios Humanitarios, Kathleen Sebelius, con una sorprendente habilidad para encontrar una aguja en un pajar.

De los números surge que las personas que viven por debajo del nivel de pobreza eran 46,2 millones a fines del año pasado, contra los 43,6 millones que se contabilizaban a fines de 2009. Según el informe, la pobreza es mucho más alta que el promedio entre los llamados hispanos (26,6%) y los negros (27,4%). Los blancos siguen conformando el grupo étnico menos afectado por el problema, con una tasa del 9,9 por ciento.

El umbral de pobreza es, en sí, bastante bajo. Se sitúa en 22.134 dólares al año para una familia de cuatro personas; o en 11.139 dólares al año para una persona sola, lo que significa vivir con menos de 1000 dólares al mes, algo difícil de concebir en esta economía.

"Lo que estamos viendo en números es la forma en que las condiciones económicas están afectando a nuestra sociedad", dijo Robert Groves, director de la Oficina del Censo, al presentar el documento.

Las estadísticas, sin embargo, sólo se refieren al nivel ingreso. Los 1000 dólares por mes que gana una persona pobre en la primera economía del mundo es una cifra unas cuantas veces superior al indicador básico de pobreza de la ONU, según el cual es pobre una persona que vive con un dólar al día.

Otro de los indicadores de pobreza -el acceso a agua corriente y a un sistema de cloacas- está cubierto en todo el territorio nacional, a diferencia de lo que sucede en buena parte de América latina.

Por otro lado, en los últimos años, el gobierno de Estados Unidos impulsó como pocas veces los programas de ayuda social, cuyo buque bandera es el Programa de Cupones de Comida. Su alcance coincide mayormente con los números de la pobreza.

Ese programa cubre las necesidades de canasta básica de quienes no pueden satisfacerlas por sí mismos. Es tan eficaz que, en los últimos meses, se ha pedido que los cupones puedan ser usados también en restaurantes.

El informe señala, además, que el ingreso anual de los hogares de clase media declinó un 2,3% en 2010 respecto a 2009: pasó de 50.598 a 49.445 dólares. Eso significa un retroceso del poder adquisitivo, erosionado por efecto de una inflación que se siente en la economía cotidiana.

Los datos publicados ayer reflejan, también, cómo se amplía la brecha entre la franja de quienes más ganan respecto de quienes ganan menos. El 10% que recibe menos ingresos vio disminuir su renta en un 12,1%; mientras que para el 10% que más gana sólo se recortó el 1,5 por ciento. "Estamos yendo a una sociedad de ricos más ricos y de pobres más pobres", sintetizó Katz.

El informe no hace sino poner en números el complicado panorama que enfrenta la primera economía del mundo. Con un desempleo del 9,1%, es difícil que este cuadro mejore en el futuro inmediato..

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web