Imprimir

El manejo eficiente del agua, clave para la transformación de la pobreza

on . . Visitas: 752

lanzadigital
El manejo eficiente del agua a través de la enseñanza de los sistemas de prospección, abastecimiento y distribución,agua así como de su uso en el ámbito doméstico y en la higiene personal es el principal objetivo de los proyectos que se desarrollan en diversos puntos del tercer mundo.

Así lo pusieron de manifiesto portavoces de entidades que trabajan en zonas de máxima pobreza de la mano de Manos Unidas. Estas experiencias fueron presentadas ayer en el X Foro de esta organización religiosa en la región que se cerró en la capital tras dos días de debates sobre los modelos de cooperación al desarrollo y la lucha contra la pobreza y el hambre.

Conocimiento práctico

Thomas Tiruthalil, obispo de Balasore (India), fundamentó su participación en proyectos de desarrollo en la convicción de que hay "llevar agua potable" a las zonas deprimidas a través de un "conocimiento práctico".

En declaraciones a Lanza, destacó el papel principal" del agua en cualquier núcleo de población, aunque en el tercer mundo "hay que trabajar en las infraestructuras como pozos para la higiene y para disminuir la mortalidad infantil".

En su exposición, recordó que la diócesis de Balasore fundó un hospital que tenía problemas de financiación, el cual es apoyado en la actualidad por Manos Unidas, junto con la construcción de una escuela de enfermeras.

Según explicó, este proyecto "mejorará la calidad de la asistencia sanitaria a la población", además de convertirse en un yacimiento de empleo para las mujeres

De este modo, aseguró que es preciso promocionar la salud materno-infantil entre las madres, teniendo en cuenta que el 80 por ciento de la población de La India se concentra en las zonas rurales.

A juicio de Monseñor Tiruthalil, la lucha contra el hambre y la mortalidad infantil pasa "por la higiene, el agua potable y la nutrición", para lo que es necesario, según dijo, una enseñanza preventiva que cambie las costumbres tribales en materia de salud.

En otro momento, el obispo destacó el papel de la Iglesia en estos proyectos, porque además de los medios políticos y técnicos, hay principios espirituales necesarios para cualquier convivencia como "el respeto a la dignidad. También señaló que "los más pobres, que son los que sufren más, "son generosos y también aprendemos de ellos", por lo que pidió la "unión de nuestras manos para formar una sociedad nueva".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web