Imprimir

En marcha contra la droga

on . . Visitas: 615

nortecastilla

La XV Marcha de la Fundación Aldaba Proyecto Hombre congregó en la mañana de ayer a más de doscientas marrchapersonas en el complejo deportivo de Los Pinos, en Simancas, en la que se lograron recaudar alrededor de cinco mil euros que se destinarán a financiar dos programas del área de prevención dentro del ámbito familiar y para el Proyecto Joven, tanto en la ciudad como en la provincia de Valladolid. La caminata solidaria comenzó a las 10:30 horas en la confluencia del Paseo de Zorrilla con la Cañada Real, en la capital vallisoletana, con el objetivo puesto en la meta ubicada en el pulmón verde de la comarca pinariega de Simancas.

Hasta allí llegaron los voluntariosos andarines, que fueron recibidos con los animados ritmos afro-brasileños de la Batucada Escola Torzida, como aperitivo de la paella que se preparó en el improvisado fogón del Pinar simanquino. Los asistentes además recibieron regalos aportados por los patrocinadores del evento solidario. El acto ha contado con la colaboración de los ayuntamientos de Valladolid y Simancas, sus respectivas Policías Locales, la DGT, la Delegación Territorial de la Junta y la Diputación.

Con esta marcha se pretende, en palabras del responsable de comunicación de Proyecto Hombre, Rubén González, «llamar la atención sobre este colectivo, que en épocas de crisis, por desgracia, pasan al final de la cola». En la provincia de Valladolid la fundación convocante de la marcha apoya a unas 2.700 personas, dentro de la media nacional que revelan las encuestas, a través de distintos programas de prevención, tratamiento, rehabilitación y reinserción, atendidos por un equipo terapéutico compuesto por veinticuatro profesionales de distintas especialidades: psicología, educación y trabajo social y psiquiatría.

Apoyo de la familia

Actualmente están volcados en un nuevo problema catalogado como «patología dual», que son los dilemas psiquiátricos asociados al consumo de drogas. González señala que «el apoyo de la familia es fundamental para la persona que quiere rehabilitarse», aunque el drogodependiente que está saliendo de este pozo, se ha topado con un inconveniente añadido tras superar la última fase de su curación a la hora de reincorporarse al mercado laboral, «ahora es imposible», apunta el responsable de Proyecto Hombre.

Se estima que la edad de inicio a nivel nacional en este peligroso mundo de las drogas ronda los doce o trece años. Este trabajo con los menores, denominado por González como «tonteo con las sustancias», va unido a problemas escolares y familiares. Además recuerda que una de las prioridades del VI Plan Regional de Drogas de la Junta va en la línea de intentar aumentar la edad en la que nuestros pequeños se introducen en las drogas. En la fundación la media de edad de los pacientes que ayudan está situada entre los 30 y 33 años. Además colaboran en la difusión de esta lacra social en colegios e institutos de la mano de las administraciones.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web