Imprimir

Más de 600.000 firmas exigen la retirada de la ley antitabaco

on . . Visitas: 674

larazon

19-04-2011Es difícil que veamos a Leire Pajín fumar la pipa de la paz junto a los hosteleros. La cruzada de estos últimos contra la ley antitabaco sigue en pie y su última batalla se librará en las calles de la capital. En concreto, el próximo 9 de mayo, cuando los sectores de la hostelería y el juego recorran la calle Alcalá –desde Cibeles hasta la Puerta del Sol–, para «pedir la suspensión de la norma y exigir al Gobierno que se siente a negociar con nosotros una nueva regulación», explicó ayer José María Rubio, presidente de la Federación Española de Hostelería (FEHR), que compartió mesa con el resto de afectados por la ley –representantes de bingos, salas de fiesta, casinos y ocio nocturno–.

Como recordaron en numerosas ocasiones, las pérdidas desde la entrada en vigor de la norma, el 2 de enero, superan el 20 por ciento. Por eso han creado la plataforma Libertad Sin Humo, a través de la que ya han recogido más de 600.000 firmas que planean presentarle a la Defensora del Pueblo a principios de mayo: «Creemos que es la vía más útil, ya que le he enviado un par de cartas a la ministra Pajín y no me ha contestado a ninguna», añade Rubio. Recalcaron en numerosas ocasiones y que su intención «no es terminar con una ley que vela por la salud pública de los españoles», sino «buscar puntos de encuentro y compaginarla con los intereses sociales», destacó Juan Lacarra, secretario de la Asociación Nacional de Salones Recreativos (ANESAR). Buscan llegar a un convenio para que uno de los sectores más importantes de nuestro país deje de perder empleos: «La crisis nos ha llevado a una situación delicada y por culpa de la ley antitabaco estamos en un punto insoportable», explicó Eleodoro Giner, de la Asociación Española de Casinos de Juego (AECJ).

Doce euros al mes para poder fumar

- Los fumadores ya pueden tomarse una copa en Madrid mientras disfrutan de un cigarrillo. El Royal Smoking Club es el primer club de fumadores de la capital. Ésta es otra de las respuestas de los fumadores ante la impopular ley. Ser socio es su único requisito. Para ello, basta con ser mayor de edad y rellenar una ficha, además de pagar una cuota mensual de 12 euros. El éxito, hasta el momento, es rotundo. El club ya cuenta con más de 200 afiliados. «Los viernes por la noche suele venir gente de 30 años, pero entre semana abundan empresarios algo mayores», asegura Guillermo Castañares, uno de sus promotores. Aunque pueda parecer extraño, las mujeres abundan en el club: «Vienen bastantes. Algunas no fuman pero se acercan por el ambiente», afirma el socio, informa Alberto Robledo.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web