Imprimir

Acción contra el Hambre lamenta la falta de fondos para prestar ayuda humanitaria en África

on . . Visitas: 966

accion_contra_el_hambre

Acción contra el Hambre ha denunciado que la mayor sequía de los últimos 60 años en el Cuerno de África, que afecta a once millones de personas, está provocando desplazamientos masivos de población. 2,5 millones de somalíes ya han abandonado sus hogares huyendo del hambre. La organización internacional ha ampliados sus programas en Somalia, Kenya y Etiopía y está iniciando una intervención en Djibouti, a la vez que continua trabajando en Uganda y Sudán del Sur. La respuesta humanitaria que se está dando es insuficiente por la falta de fondos. Apenas quedan organizaciones humanitarias en el sur de Somalia.

La crisis actual en Somalia ha sido ocasionada por la combinación de la sequía y el brusco aumento de los precios de los alimentos, agravada por un conflicto prolongado, lo que está provocando una crisis nutricional más aguda aún. Así lo explican desde Acción contra el Hambre, señalando que las pobres cosechas anteriores, la escasez de alimentos y la inflación de los precios hacen que un saco de 50 kilos de maíz cueste actualmente 30 dólares en Wajid (Bakool) y 45 dólares en Mogadiscio, mientras que antes costaba aproximadamente unos 6 dólares: son precios inaccesibles para la gran mayoría de la población y destinados a permanecer en el mismo nivel al menos hasta el próximo año, cuando se produzca una nueva cosecha en enero.

Ante la casi ausencia de organizaciones humanitarias en el sur de Somalia, las familias somalíes que han perdido gran parte de su ganado y de medios de vida no tienen otra alternativa que ir a buscar ayuda a Mogadiscio o a los países vecinos para salvar sus vidas. 2,85 millones de personas en Somalia están siendo severamente afectadas por esta crisis humanitaria, y se han encontrado zonas de hambruna local en algunas partes del país. Tanto los adultos como los niños están siendo afectados por la desnutrición; mujeres, ancianos y niños, especialmente los menores de 5 años (uno de cada tres padece desnutrición aguda en el sur del país), son los más vulnerables.

Más de 420.000 desplazados internos están viviendo en las afueras de la capital Mogadiscio, a la que cientos llegan cada día. La situación en Mogadiscio sigue deteriorándose tan rápido como aumenta el número de desplazados.

En junio, tras realizar encuestas en los centros nutricionales de Acción contra el Hambre en el departamento de Wajid, al sur de Somalia, se descubrió que el 80,7% de los 1.443 niños que participaban en los programas de la ONG padecían desnutrición aguda. En Mogadiscio, 2.159 de los 3.044 niños tratados en el marco de programas nutricionales de Acción contra el Hambre padecían desnutrición aguda; esto se traduce en un porcentaje del 71,6% de niños desnutridos en junio, comparado con el 52,7% durante el mes de enero, cuando la crisis ya era muy grave.

La respuesta de emergencia de Acción contra el Hambre en Somalia

Los programas implementados por Acción contra el Hambre, con su equipo de 217 personas, en Somalia, incluyen:

Programas de emergencia de nutrición y salud: La organización coordina 16 centros de nutrición terapéuticos en las zonas de Wajid y Mogadiscio, en los que el pasado mes se ingresaron 2.073 niños con desnutrición aguda severa y hasta 10.000 niños desde comienzos de 2011. Además, con el apoyo de ECHO (Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea), Acción contra el Hambre está empezando un programa de tratamiento de la desnutrición aguda moderada para 12.000 niños.

Seguridad alimentaria para mejorar el acceso a los alimentos: La organización realiza actividades de seguridad alimentaria y medios de vida que tratan de mejorar el acceso a los alimentos para las 70.000 personas en Wajid se implementarán en breve.

Agua, Saneamiento e Higiene: Acción contra el Hambre está implementando programas de Agua, Saneamiento e Higiene en Wajid a través de la rehabilitación de 25 pozos (7.500 beneficiarios) para asegurar un mejor acceso al agua para la población y el ganado. En Mogadiscio se está realizando tratamiento de emergencia de fuentes de agua (cloración de 326 puntos de agua), promoción de la higiene, distribución de kits de higiene (bidones, jabón, tazas para 5.500 hogares) y actividades de saneamiento (construcción de 250 letrinas de emergencia a través de la distribución de plataformas de saneamiento y láminas de polietileno para la superestructura para llegar a 9.000 personas) para hacer frente a la creciente amenaza de enfermedades relacionadas con el agua debido a la concentración masiva de desplazados en los campos y a la falta de estructuras de saneamiento en la ciudad. Asimismo, estamos en el proceso de distribución de reservas de contingencia (bidones, redes y jabón) a 9.000 desplazados.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web