Imprimir

Lilly, premiada por su proyecto de reducción de residuos a vertedero

on . . Visitas: 452

Lilly

El presidente de Lilly, Eirc Patrouillard, recogió el premio Sigre a la Mejor Iniciativa Ambiental por su proyecto Reducción de residuos a vertedero, objetivo "cero Tm a vertedero".

La gala se celebró en el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino de Madrid, que estuvo presidida por la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, acompañada de Alfonso Jiménez, secretario General de Sanidad, y del presidente de Sigre, Humberto Arnés, y que reunió a representates de la administración y de toda la industria farmacéutica.

"Este premio supone para Lilly una doble satisfacción. Por un lado, por ser la primera compañía premiada por Sigre en esta categoría y, por otro, por ser un reconocimiento al compromiso de Lilly con la conservación del medioambiente y el desarrollo de procesos sostenibles. Es un orgullo para mi, como presidente de la compañía, recoger este galardón que es fruto del trabajo y esfuerzo de todos: empleados y alta dirección", comentó Patrouillard, quien también destacó el trabajo que desde Sigre se realiza por el cuidado del medio ambiente.

"Cero Tm a vertedero": un proyecto de todos

Los niveles de reducción de residuos que Lilly ha alcanzado y en cuya disminución sigue trabajando, son consecuencia de este ambicioso proyecto que incluye un amplio programa donde, además de muchos contenedores y un robusto sistema de identificación, se apuesta por la formación y la concienciación de todas los empleados de la compañía. El compromiso de la Dirección, que ponen los medios necesarios para su desarrollo y controlan los objetivos propuestos en las reuniones periódicas de seguimiento, es otro elemento clave y diferencial, que ha ayudado a su éxito.

El medioambiente, una prioridad para Lilly

El compromiso de Lilly de reducir de forma global el impacto medioambiental de sus actividades está presente en todas las áreas y etapas de producción de la compañía: desde el descubrimiento y desarrollo de nuevos fármacos, pasando por el uso y mantenimiento de sus plantas, y finalizando en la comercialización de los medicamentos.

En España, siguiendo con este compromiso global de la compañía, y además de esta iniciativa que se está realizando con la gestión de residuos, Lilly está trabajando en la redución de la intensidad de la energía en un 15% y, como consecuencia, en la disminución de las emisiones de CO2. Gracias a los planes puestos en marcha, se están consiguiendo los primeros resultados: un ahorro del 5,5% de la energía eléctrica y una reducción de 365 toneladas de emisiones de CO2 con respecto a 2009. Además, se ha cambiado la flota de vehículos de la empresa incoporando modelos cuyas emisiones son inferiores a 120gr de CO2 por km de recorrido.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web