Imprimir

Logros de los centros de día de menores de la Comunidad Valenciana. Publicación

Escrito por Dominique Gross on . . Visitas: 694

Logros de los centros de día de menores de la Comunidad Valenciana. Publicación

 

Con esta Memoria 2013 de la Coordinadora de Centros de Día de la Comunidad Valenciana, se pretende también destacar todo lo que aportan esos centros:

  • Los Centros de Día de menores basan el modelo de intervención en el desarrollo de programas de implantación comunitaria en el que se considera esencial el desarrollo de servicios ubicados en la cercanía de las familias, integrados en la propia comunidad local, con un modelo no solo reactivo (a demanda de los ciudadanos y ciudadanas y de los casos detectados) sino también proactivo (realizando actividades de prevención, detección y coordinación). Realizan un trabajo basado en el apoyo cercano, el empleo de recursos locales y con un uso más eficiente de las intervenciones.
  • Hacen una labor de detección de situaciones de riesgo y vulnerabilidad. El paso de una situación de riesgo a una situación de desamparo tiene consecuencias de muy largo alcance y costo a todos los niveles para los/as menores, sus familias y el sistema en general. La intervención eficaz en una situación de riesgo evita el desamparo (reducción de plazas de acogimiento residencial) y las graves y costosas consecuencias (reducen-evitan las medidas judiciales, el fracaso escolar) para los/as menores, sus familias y el sistema en general.
  • Los Centros de Día defienden la protección de la inversión en la infancia y adolescencia. La protección de la igualdad de oportunidades para la infancia, además de ser una cuestión de ética y justicia, es una apuesta estratégica y transformadora, beneficiosa para el desarrollo sostenible de la sociedad. Los costes de no actuar ahora no sólo afectan a los niños y las familias más vulnerables de forma inmediata, sino que comprometen el crecimiento y el bienestar de toda la sociedad a medio y largo plazo.
  • La intervención realizada en sistemas familiares frágiles. Los Centros de Día abordan las situaciones de desprotección infantil desde una respuesta de apoyo a las familias que les permita, con el adecuado control y asesoramiento, mantener la convivencia con sus hijos e hijas y desarrollar las competencias de parentalidad necesarias para garantizar su educación y su bienestar.
  • Labor de mediación e intermediación entre recursos, entidades y organizaciones que intervienen y participan en los procesos de desarrollo y maduración de los/as menores. Acercan y median para el entendimiento entre el sistema formal en todos los niveles (administración, educación, justicia, seguridad): traduciendo y orientando a las familias y menores.
  • Consiguen trabajar junto a las familias: orientando y apoyando.
  • Consiguen cambiar el etiquetaje ("conflictivos", "fracasados") de los menores que participan en los centros, redescubriéndolos como personas y ciudadanos de pleno derecho.
  • Consiguen establecer intervenciones y procesos educativos y relacionales desde la cercanía, la individualidad, la normalización,... convirtiendo a los jóvenes y sus familias en protagonistas de su propio proceso.
  • Dan oportunidad, valoración, atención en sus procesos.
  • Consiguen atender la diversidad, las dificultades, sin miedo a enfrentar el conflicto.
  • Consiguen trabajar y desarrollar valores: solidaridad, compañerismo, grupo, etc.
  • Hacen posible el seguimiento de objetivos personales y educativos, acompañando a los jóvenes y sus familias. A menudo más allá de los 18 años (edad de finalización por Ley de los Centros de día e Inserción); asumiendo mayor número de jóvenes.
  • Dan respuesta a demandas emergentes y urgentes: carencias económicas, de salud, de vivienda...
  • Realizan denuncias y difusión de la situación social y dejación de las personas con quien trabajan.
  • Resaltan todo el trabajo que no se ve, como es la participación en conferencias, mesas de trabajo, investigaciones, como informantes clave, alumnado en prácticas, cargas horarias y vocación del personal laboral, la cualificación y formación de sus equipos, el trabajo de calle, visitas familiares, la combinación del trabajo multidisciplinar y profesional con el voluntariado y sus ratios por menor atendido, sistemas de gestión de calidad, certificaciones, etcétera.
  • Destacan ante todo el carácter aglutinador en el proceso global de intervención con los menores. No existe ningún otro recurso, ni público ni privado que trabaje todo esto.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web