Imprimir

BIMBO se suma a la campaña contra los desperdicios alimentarios de la AECOC

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 542

19-11-2012mer3

BIMBO se ha unido a la campaña iniciada por la Asociación Española de Fabricantes y Distribuidores (AECOC) que tiene el reto de reducir los desperdicios alimentarios. La iniciativa es pionera en Europa y cuenta ya con el apoyo de más de 100 empresas y de los Ministerios de Agricultura y Sanidad y de la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL).

Bajo el lema "La alimentación no tiene desperdicio", BIMBO suscribe el decálogo de la campaña que tiene el objetivo de que las empresas sigan unas buenas prácticas que les lleven a reducir los desperdicios a lo largo de toda la cadena alimentaria y optimizar al máximo el aprovechamiento de los excedentes.

Los puntos que forman el decálogo que deben seguir las empresas que suscriben la campaña son:

1. Fortalecer la colaboración entre los productores, los fabricantes, los distribuidores y las administraciones públicas para reducir al máximo el stock de productos que no serán distribuidos.

2. Las compañías de ben poner en marcha mecanismos de eficiencia en el transporte, la manipulación y la comerzalización adecuada de los productos que permita aprovechar la totalidad de su vida útil.

3. Crear una cadena de colaboración entre los diferentes agentes de la cadena de valor que mejoren la gestión eficiente necesaria para evitar desperdicios innecesarios en los diferentes eslabones de la cadena. En el caso que se produzcan desperdicios que esten en correcto estado puedan tener otro uso y así evitar que se destruyan.

4. Investigar e innovar en técnicas, tamaños y modelos de envasado y packaging más acordes con los nuevos modelos de hogar y hábitos de consumo de la sociedad actual.

5. Mejorar la comunicación con el consumidor sobre las condiciones y recomendaciones de conservación y consumo de los productos alimenticios.

6. Establecer y/o reforzar mecanismos de medición del producto consumible destruido registrado a lo largo de toda la cadena de valor, así como llevar a cabo informes periódicos, en colaboración con el MAGRAMA, de los avances conseguidos para frenar esta problemática.

7. Impulsar prácticas que permitan a las empresas maximizar el aprovechamiento del "excedente" que se genera a lo largo de la cadena (elaboración de otro tipo de productos -alimentación animal, cosméticos...- , redistribución, etc..).

8. Establecer los mecanismos oportunos para que la mayor parte de ese excedente pueda redistribuirse, así como para que la redistribución de alimentos se lleve a cabo cumpliendo estrictamente, y a lo largo de todo el proceso, las normativas de higiene y seguridad alimentaria.

9. Compartir información con las comisiones de seguimiento del proyecto (formadas por expertos de toda la cadena de valor y las Administraciones Públicas ) para testar los avances experimentados en el proyecto.

10. Trabajar y colaborar de manera honesta, transparente y eficaz, en definitiva, para fomentar una producción, comercialización y consumo responsable que ayude a posicionar al sector de la alimentación como un colectivo "sensible" a las necesidades e inquietudes de la realidad social y económica del país.

Este decálogo promovido por la AECOC va destinada a que las 100 empresas firmantes colaboren a reducir los desperdicios alimentarios que en nuestro país ascienden a 2,9 millones de toneladas al año, según la Comisión Europea. El total de desperdicios provienen en un 42% de los hogares, un 39% de las empresas de producción, un 5% de la distribución y el último 14% del canal HORECA.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web