Imprimir

"Con Evo Morales en el poder, los bolivianos han recuperado su dignidad"

on . . Visitas: 529

Image

ImageFrancisco Pineda Zamorano, en la sede del IPES en Pamplona, antes de la conferencia 'Bolivia, un cambio difícil'.Foto: mikel saiz

Sara burguete - Pamplona. Francisco Pineda Zamorano es director de la ONG Paz y Desarrollo, que realiza su actividad de cooperación especialmente en América Latina. Conocido del presidente boliviano, es el autor del libro Evo Morales: el cambio comenzó en Bolivia , donde realiza una biografía del presidente y un análisis del primer año de su mandato.

Para escribir el libro sobre Evo Morales estuvo cinco días con él. ¿Qué impresión le dio el presidente?

Estuve cinco días plenamente con él, pero ya lo conocía de antes. Yo trabajé con él cuando teníamos 20 años. En aquel entonces era secretario de deportes del sindicato campesinos de Villatunari, la zona cocalera del trópico de Cochabamba. Fue escalando puestos hasta que dio un paso al mundo de la política, y se fundó la Asamblea Soberana por los Pueblos, y de esa asamblea se creó un partido político que se llamó Movimiento Al Socialismo (MAS). Éste ha sido su recorrido. Yo le conozco desde el principio, desde su llegada a Villatunari. Evo Morales es fundamentalmente un indio, y desde ese punto de vista hay que entenderlo.

 

¿Qué piensa sobre la política exterior que está llevando a cabo, en especial su relación con Estados Unidos?

Para contestar a eso hay que ponerse un poco en antecedentes. Bolivia es un país que tiene el 65% de población indígena. Que el presidente sea un indio es un elemento de reforzamiento positivo. Los indígenas han sido siempre excluidos de la política del país. Baste decir que hace 30 años los indios no podían andar por la acera. Evo Morales se plantea que Bolivia no puede seguir teniendo a la mayoría de la población excluida, así que propone tres elementos clave en su programa electoral: la soberanía, la recuperación de los recursos naturales y el tema de la tierra.

Respecto a la tierra, la mayor parte del terreno está en muy pocas manos. Evo Morales plantea la reforma agraria y el reparto de la tierra, hacer una distribución equitativa de las tierras públicas en base a 4 hectáreas por familia, y la expropiación de tierras a aquellos que posean grandes extensiones y no las estén cultivando.

Seguimos con el tema de la recuperación de los recursos naturales. Los impuestos que pagaban las multinacionales eran el 18% de lo que obtenían como beneficio. Se planteó la nacionalización de los recursos, que consistió en darle la vuelta al porcentaje. Ahora pagan el 82% de impuestos, y se quedan con el 18% de los beneficios, que no es poco. Y a la vez las empresas deben comprometerse a comenzar inversiones nuevas en el país para incrementar la producción de gas y de petróleo.

La soberanía la contempla como la posibilidad de que sea el propio Estado el dueño de todo lo que sucede en el país.

Con esto, se puede explicar por qué ahora se está aplicando este concepto de soberanía con EEUU. El embajador norteamericano cometió el error de meterse en política interna del país. Eso está prohibido, y por tanto, fue expulsado del país. Y con respecto a la CÍA, en Bolivia controla los movimientos de todo el mundo. Evo se ha planteado que la inteligencia militar y civil son propias del Estado, por tanto es el Estado quien tiene que llevarlas a cabo.

¿Cree que la Constitución que propone, si se aprueba, será positiva para los bolivianos?

Las constituciones no son ni positivas ni negativas, son un marco legal donde se reflejan los principales derechos y obligaciones de los ciudadanos. La Constitución debe recoger la idiosincrasia del país, su realidad cultural, económica. Si partimos de que la mayoría de la población estaba excluida de la Constitución, hay que plantearse una nueva. En el caso de Bolivia, un país con un atraso económico, cultural y social tan grande, se han introducido en la Constitución elementos que antes no estaban: el derecho a la tierra, el derecho a la vivienda, a un trabajo digno. No es una Constitución extremista, es de cambio, de cambio que el país necesita.

Hugo Chávez habla de revolución bolivariana para explicar los cambios de Venezuela en su mandato. ¿Cree que quiere exportar a Bolivia esta revolución?

La revolución bolivariana es un proceso que se ha planteado en Venezuela, es autóctono. Hacía falta un cambio profundo en América Latina, porque la diferencia entre pobres y ricos es muy grande. La clase media, que es la que sustenta la economía de mercado, prácticamente no existe en América Latina. También se necesitaba un cambio en las estructuras políticas. Los gobernantes nunca se habían preocupado del pueblo, pero sí de esquilmar las arcas del país. Venezuela está teniendo una serie de cambios políticos y económicos, y a eso se le ha llamado revolución bolivariana. Pero eso no quiere decir que todos los países tengan que sumarse a la revolución bolivariana. El propio Chávez se ha dado cuenta de que tiene mucho más tirón apoyar a Unasur como sistema político y económico que tratar de extender la revolución bolivariana al resto de países.

¿Cree que el acercamiento a Hugo Chávez es bueno o puede perjudicar a Bolivia en sus relaciones internacionales ?

Hugo Chávez apoyó el cambio que se estaba dando en Bolivia de dos maneras. Una, muy natural: ha llegado un indio como presidente de un país pobre y atrasado. Hay que plantearse cómo ayudar a ese gobierno a avanzar. La otra manera es ya más personalista. En Bolivia a veces ha molestado la especie de injerencia que ha querido hacer Chávez en determinadas cosas. Porque si hablan de soberanía la quieren para todos, para EEUU pero también para Venezuela. Chávez es muy amigo del actual gobierno de Bolivia, pero Bolivia no depende exclusivamente de Venezuela.

Un hecho que está afectando al mundo actualmente es la crisis financiera. ¿Cómo se vive esto en Bolivia?

La crisis económica en los países pobres no se está notando como en el resto. En estos países estamos hablando de sobrevivencia. La crisis les puede afectar con los cambios de divisas. Una caída del dólar siempre golpea sobre los países pobres. O puede afectarles una subida del petróleo que encarezca mucho la producción. Pero a una mayoría de pobres que viven en la extrema pobreza, no les afecta la crisis porque ya están en crisis, desde hace muchos años.

Desde que Evo Morales ha llegado al poder, ¿cree que la situación del país ha mejorado? La situación ha mejorado.

La gente ha recuperado su dignidad. El indio antes cuando hablaba contigo no te miraba a la cara porque eras blanco, siempre miraba al suelo. Hoy te mira a la cara, e incluso te gobierna, porque es ministro, secretario, o delegado. Eso hace que se sientan más dignos, más personas. Esto es un cambio profundo. No a nivel económico, claro, pero lo sitúa a uno en un punto de partida distinto. Esto no ha sido sólo porque el presidente sea indio, sino porque la gran mayoría de población boliviana apoya las políticas que se están poniendo en marcha.

El segundo elemento clave es la recuperación de los hidrocarburos. Ahora el país ingresa dos mil millones de dólares, antes sólo 400. Han cambiado las prestaciones de educación y la salud, que son una prioridad. Se intenta llegar con la educación a todos los confines del país, para erradicar el analfabetismo.

Éste es el segundo nivel de dignidad, la dignidad de saber comunicarme para que nadie me engañe. Y respecto a la salud, se busca que haya centros de salud o consultorios médicos en todo el país. Pero uno de los problemas que conllevan estos cambios es que los blancos no quieren perder sus privilegios y esto está llevando a una confrontación muy fuerte. Lo siguiente que ocurrirá en Bolivia ahora será la campaña del referéndum y la campaña electoral hasta diciembre de 2009. Y a partir de las elecciones, se comenzará a aplicar la Constitución, para conseguir que los nueve millones de bolivianos puedan vivir bien, felices, tengan salud, educación y dignidad.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web