Imprimir

Un estudio revela que los españoles consideran que se deben aumentar los fondos para el desarrollo

on . . Visitas: 522

Image

ImageEn la imagen, unos campesinos de la comunidad de de San José de Aymara, en el departamento de Huancavelica, en la sierra central de Perú. EFE

La asociación Acción por la Salud Global (ApSG) ha hecho pública una encuesta en la que se revela que el 46 por ciento de los españoles considera que se deben aumentar los fondos destinados al desarrollo de los países más pobres.

La asociación Acción por la Salud Global (ApSG) ha hecho pública una encuesta en la que se revela que el 46 por ciento de los españoles considera que se deben aumentar los fondos destinados al desarrollo de los países más pobres.

El sondeo, realizado a 5.000 ciudadanos de Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido ha desvelado que casi la mitad de los ciudadanos encuestados cree que sus gobiernos destinan poco dinero a respaldar el sector sanitario en los países en desarrollo.

 

El 86 por ciento de los ciudadanos de estos países está de acuerdo en que reducir el número de muertes y mejorar la salud deben ser una prioridad a la hora de contribuir al desarrollo de los países empobrecidos.

Respecto a España, a pesar de que es el país que más porcentaje del PIB destina a la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), la opinión pública está concienciada ya que casi el 90 por ciento de la población considera que la mejora sanitaria debería ser una de las prioridades de la ayuda comunitaria a los países en desarrollo.

"Ahora es el momento de la verdad para que Gobiernos como el español tomen las riendas y aumenten la ayuda sanitaria destinada a los países más pobres del mundo", afirma Mayra Moro Coco, responsable de Incidencia Política en Salud Global de Ayuda en Acción, una de las ONG, integrada en la ApSG, que trabaja en España.

Cuando sólo quedan siete años para que se alcancen los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) en el plazo establecido por Naciones Unidas, la Cumbre que se desarrolla esta semana en la sede de Naciones Unidas en Nueva York supone una excelente oportunidad para comenzar a resolver las deficiencias y marcar un punto de inflexión para que los dirigentes mundiales revisen los progresos y se comprometan a concretar esfuerzos, recursos y mecanismos.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web