Imprimir

La fortaleza del lujo se asoma a la miseria

on . . Visitas: 507

Image

Image Vestíbulo de Emporio.

MARIBEL Izcue. La puerta de cristal la abre un portero uniformado con casaca y un elegante turbante dorado. Hace una ligera reverencia y señala el detector de metales. Cacheo, inspección del bolso y adelante. El suelo de mármol está impoluto, en el centro hay una gran fuente y del techo cuelga una lámpara enorme de cristal.

A un lado, un piano de cola y varias mesitas con sofás.

Al otro, un cochazo Lamborghini y un Bentley en un expositor. Óleos y acuarelas en las paredes. Y en los pasillos, hileras de escaparates donde relucen los nombres de los grandes de la moda y el lujo: Armani, Gucci, Vuitton, Dior, Tiffany, Cartier.

Esta imagen, bastante insólita en Nueva Delhi, es la de Emporio, el primer centro comercial de lujo abierto en la capital india y el mayor de su tipo en el país. El exclusivo mall se acaba de inaugurar en el sur de Delhi.

 

Ha sido construido al lado de una carretera, en una explanada que hasta hace poco era un terreno baldío ocupado por hierbajos, cuervos y perros vagabundos, desahuciados ahora por esta fortaleza del lujo. Los carteles que la anuncian prometen "una experiencia sin igual" en "un ambiente de extraordinaria sofisticación y refinamiento".

Aunque por ahora sus pasillos aparecen casi vacíos de clientes, los promotores aseguran que solo es cuestión de tiempo y que el negocio tiene visos de ser muy rentable.

De hecho, la apertura de Emporio ha supuesto el desembarco en la India de algunas marcas de lujo que no se habían decidido a aventurarse antes en el complejo mercado de este país, donde cuatro de cada 10 personas viven bajo el umbral de la pobreza pero hay más de 100.000 millonarios. Los gustos de los ricos los ha tenido muy en cuenta el grupo inmobiliario DLF, responsable de Emporio, que encargó al reconocido arquitecto indio Mohit Gujral construir 30.000 metros cuadrados de edificio al estilo de un hotel de cinco estrellas. Con recepción, un spa y un club social incluidos.

Además de ser el mayor centro comercial de lujo del país, Emporio es el primer espacio de consumo dirigido especialmente a la élite en Nueva Delhi. Hasta ahora, las marcas de lujo solo se podían encontrar en las boutiques de algunos hoteles selectos de la ciudad, pero no en centros comerciales ni mucho menos en los pequeños mercados callejeros.

En Emporio, los compradores adinerados tienen a su alcance todo tipo de artículos de lujo, un ambiente de exclusividad y la oportunidad de codearse entre iguales, algo muy apreciado entre la clase alta de la jerarquizada sociedad india. Al salir del edificio, el portero uniformado abre de nuevo la puerta con amabilidad, una ligera reverencia y un "vuelva pronto". Aún con las imágenes de zapatos, carteras, relojes y precios con muchos ceros en la retina, nos alejamos apenas 500 metros.

El suelo de barro está lleno de basura, a un lado tres vacas comen desechos y varios hombres descalzos miran con desconfianza. Hay chabolas de adobe iluminadas con bombillas que se nutren de electricidad robada.

Las mujeres transportan el agua en cubos, a falta de tuberías. En la India del 2008, el término lujo es aún muy relativo.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web