Imprimir

La gente joven brilla por su ausencia en las ONG

on . . Visitas: 721

Image

Fue en los primeros años 90 y al calor de la campaña para que las instituciones dieran el 0,7% de su presupuesto para intentar paliar las injusticias y la pobreza en el mundo, cuando se puso en marcha en Burgos la unidad territorial

ImageLuis Garmendia, portavoz de la unidad territorial de la Coordinadora de ONGD. 

Angélica González / Burgos. Aunque públicamente no se conoce demasiado, la Unidad Territorial de la Coordinadora de ONGD (organizaciones no gubernamentales para el desarrollo) lleva trabajando quince años en Burgos. Agrupa a unas 20 organizaciones y en los últimos tiempo se ha reestructurado para activar más su papel de promotora de actividades que mejoren la cooperación al desarrollo que se hace desde Burgos.

Entre otras cosas, cuenta Luis Garmendia, su portavoz, han conseguido que el Ayuntamiento no dé sus ayudas fraccionadas a las ONG para que éstas puedan mejorar y agilizar su trabajo.

De su mano también se ha conseguido el compromiso de esta institución para dar el 1% de sus ingresos en el 2010 a los países empobrecidos.

 

¿Esto ha sido porque ustedes han insistido mucho, porque el Ayuntamiento tiene mucha sensibilidad o por las dos cosas? Por las dos cosas porque una cosa es pedir y otra, que te concedan. Y sí, sí que creo que tiene sensibilidad, no nos podemos quejar porque no solo en cooperación al desarrollo sino en sensibilización ha hecho una labor importante, que es la que nosotros queremos asumir ahora, que no sea el Ayuntamiento aunque, lógicamente, puede hacer lo que quiera. Las unidades territoriales tienen que estar para algo y nosotros tenemos que asumir y gestionar toda la cooperación y la sensibilización.

¿Asumir en qué sentido? Sí, como unidad territorial. Que no sea el Ayuntamiento... Pero les da dinero a las ONGD para que hagan sensibilización... Durante la época en la que fue concejala Gema Conde, el Ayuntamiento hizo una labor de sensibilización muy fuerte con técnicos que trabajan de forma extraordinaria pero desde la unidad territorial nos hemos dado cuenta de que tenemos que responsabilizarnos nosotros, ese papel tenemos que hacerlo las ONGD aunque, obviamente, insisto, el Ayuntamiento puede hacer lo que quiera. Hay una cultura de asistir a las jornadas de sensibilización del Ayuntamiento para que a la hora de baremar los proyectos se tenga en cuenta...

¿Por parte del Ayuntamiento se prima a las ONGD que participan en esas actividades? No. Pero es una creencia bastante generalizada entre las organizaciones.

¿Se ha constatado? No. El área de Acción Social tiene unos técnicos impresionantes que trabajan magníficamente pero la creencia está muy generalizada entre las organizaciones. Ése es el problema y para desterrar esa cultura, el tema de la sensibilización lo tenemos que llevar nosotros.

¿Y por qué la unidad territorial no lo hace? Estamos empezando ahora y para eso necesitamos un desarrollo mayor que el que tenemos. Vamos a cambiar de sede, nos iremos al local que dejará Cruz Roja en la calle Aranda de Duero. Esto significa, además, que tenemos que estar sólidos en nuestras creencias y en nuestro trabajo porque si no, no podremos hacer nada.

¿Esta labor la harán con fondos municipales? Claro. El Ayuntamiento dedica una partida económica a la sensibilización sobre las situaciones de pobreza e injusticia en el mundo que casi nunca se toca, aunque en el último Consejo de Cooperación se incluyó una cláusula en las bases por la que todo el dinero que no se gaste pasará a cooperación.

¿Cómo se organiza la unidad? Tenemos distintas formas de trabajo para tener eficacia: hemos creado cuatro áreas de trabajo: relaciones institucionales, formación, sensibilización y medios y esto lo hemos hecho porque nos hemos dado cuenta. Están implicadas una veintena de personas. Estamos haciendo ya un trabajo transmitiendo a las instituciones las inquietudes de las ONGD. Por ejemplo estamos tratando de abrir una nueva etapa con la Diputación con el responsable de Bienestar Social que tiene una idea distinta a la anterior de lo que es la cooperación y mucha ilusión por trabajar.

¿Las cosas han cambiado? Sí pero creo que hay que ir muy despacio.

¿El modelo de ayudas del Ayuntamiento sería bueno para la Diputación? Yo creo que sí aunque es un mundo muy distinto al Ayuntamiento. No entramos en lo que aporta, que creemos que está bien, sino en la forma en la que lo ha hecho hasta ahora, mirando el ‘color’ político de las organizaciones y primando más la subjetividad que los criterios de baremación. Esto no es válido para hacer bien una política de cooperación al desarrollo. Además, tienen que dar a conocer todo lo que hacen, sacarlo fuera para que la gente sepa lo que hace la Diputación.

¿Cómo es la participación de los burgaleses en las ONGD? Tengo una gran pena porque lo que vemos es que la gente joven brilla por su ausencia. Somos adultos los que estamos trabajando. Pero esto pasa con todo, el otro día que vino el director de Amnistía Internacional, Esteban Beltrán, que dijo cosas interesantísimas, solo había 25 personas viéndole. El esfuerzo de las ONGD de Burgos va casi en su mayor parte hacia América Latina.

¿Es África la asignatura pendiente? Sí, sin duda. Lo que ocurre es que para trabajar en África hay que tener una gran estructura, es muy difícil hacerlo sin esto o si no lo haces a través de instituciones religiosas que estén allí.

¿Cómo va la campaña por la consecución de los objetivos del milenio? Mira, los Objetivos del Milenio analiza las consecuencias pero no entra en las causas de que la situación en el mundo sea la que es

¿Qué debería hacerse, entonces? Empezar a tomar responsabilidades porque nadie quiere hacerlo. Mira la cumbre de la FAO, que ha sido una auténtico fracaso y en la que España ha salido en plan chulo a dar 500 millones de euros, lo que no significa nada. Hay que tomar medidas muy drásticas, muy serias, muy de raíz porque si no, no hay nada que hacer, seguiremos trabajando pero será poner parches.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web