Imprimir

Micro felicidad

on . . Visitas: 825

Image 

Es cuestión de tiempo. De más o menos tiempo. Alargamos la esperanza de vida pero no la disfrutamos. Como decía un viejo amigo viejo "no es sólo darle años a la vida, sino también darle vida a los años". Pero los tiempos de hoy juegan a la contra y además todo está empequeñeciéndose para que nos quepa más: en literatura, cada vez hay más especialistas en relatos breves y desde hace poco proliferan los llamados micro poetas que escriben ocurrentes frases para leer mientras pasan los anuncios. En la música, los artefactos comprimen las canciones y para escucharlas cada vez se hacen más pequeños los aparatos reproductores (olviden el doble sentido). Incluso en el amor, las cifras se empequeñecen porque según las encuestas, cada vez usamos menos tiempo, con 20 minutos basta.

Desde nuestro mini piso pagamos ahora en medio de la crisis gracias a los microcréditos, un producto que crece estos días como las setas (champiñones tal vez). Vivimos llenando nuestra agenda de citas como si hubiera una amenaza mortal de no parar. Los anglosajones que, con los japoneses, han creado este ritmo febril, también han fabricado el antídoto. Este vivir sin vivir lo han bautizado como fast , o sea, rápido y, por lo tanto, proponen el contraveneno de la vida slow , es decir, lento. Nos hará más felices hacer menos cosas al día, pero bien aprovechadas, que mil intentos de hacerlo todo y con ansiedad. De hecho ya hay un ensayo en Andalucía de crear una especie de comunidad de municipios slow o mejor dicho "de la buena vida", que es una forma muy clara de definirlo sin caer en el anglicismo. Somos personas sin tiempo para nada pero extremadamente solas, y la soledad sí que es un mal corrosivo, es el cáncer del alma.

La ingeniosa e inteligente micropoeta llamada Ajo dice "si juntamos tu soledad con la mía, ¿qué tenemos?, ¿dos soledades o ninguna...?" Luz Casal ha titulado su último disco Vida Tóxica . Ella, que habla con serenidad de su dura etapa vivida luchando contra el cáncer, ha escrito la canción Sé feliz . Nos pide que vivamos con lo verdadero. No hay mejor consejo, ni más difícil de lograr. Mejor así que no estar todo el día sin tiempo mirando el reloj. Ahora que lo pienso, esto de la micropoesía ya lo hacía nuestro querido Vicente Núñez en este mismo periódico hace años, y mucho antes en sus famosas greguerías, Ramón Gómez de la Serna que, por cierto, dejó escrito "El reloj es una bomba de tiempo, de más o menos tiempo". * Periodista

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web