Imprimir

Extrañas ONG's

on . . Visitas: 999

Image 

L. E. M. Yo no sé en dónde me gustaría estar en estos momentos, pero lo que sí sé es que no me gustaría estar ni por un instante en la piel de cualquiera de esos jóvenes tripulantes Imageespañoles del avión que ha sido detenido en el Chad bajo acusación directa del presidente del país de "dedicarse al tráfico de menores" y "colaboración con redes internacionales de pedofilia".

Lo siento por ellos, de verdad. Lo siento muchísimo porque además, y por lo visto en televisión, parece que han sido engañados o, cuando menos poco informados por los responsables de una determinada ONG internacional que, según lo oído, se dedica a trabajar con supuestos "niños desamparados" (?). Lo siento porque, además de pobres incautos, estos tripulantes son compatriotas míos y, seguramente, trabajadores honrados.

Pero a lo mejor este triste caso, Dios lo quiera, puede que sea el motivo para que, de una vez por todas, se inicien serias investigaciones y actuaciones judiciales por parte de los gobiernos europeos, y en concreto del gobierno español, sobre todas estas extrañas ONG's que se dedican a supuestos "temas humanitarios" con suculentas subvenciones estatales y no menos copiosas ayudas caritativas de un buen montón de honrada gente bien intencionada e incauta. Y, dentro de este grupo y con carácter prioritario, como es de suponer, las que se dedican al tema de los "niños tercermundistas desvalidos" o supuestamente "abandonados por padres y gobiernos inhumanos", según apreciaciones de estas ONG's.

Está claro que es urgente arrojar luz sobre estos temas, porque estamos hablando de organizaciones paragubernamentales supuestamente altruistas, aunque manejan buenos caudales de dinero, que arrogándose derechos democráticos, amparándose en humanitarismos, caridades y actitudes proteccionistas y con la impronta de ser intocables porque actúan sobre temas de alta sensibilización social que, por cierto, saben manejar perfectamente, atraen a seres humanos de países legales del llamado "tercer mundo" a nuestros países, nadie sabe bien con qué intenciones finales, aunque supuestamente sean buenas, y en muchos casos, como es este de ahora mismo, con procedimientos absolutamente ilegales.

Parece ser que estas organizaciones se olvidan olímpicamente de que están cometiendo actos ilegales contra países soberanos que militan en organizaciones internacionales -ONU, UNESCO, ACNUR, etc...- y han suscrito compromisos de protección a la infancia en compañía e igualdad con países de nuestro entorno. Me pregunto qué diríamos los españoles si, por ejemplo Francia o cualquier otro país más o menos avanzado que nosotros, se dedicase, a atraer niños españoles a sus territorios con la excusa de que, según el parecer de algunas de sus ONG's, aquí estuviesen desamparados y maltratados nuestros hijos. Seguramente lo consideraríamos como un grave insulto y pondríamos el grito en el cielo, obligando a intervenir a nuestras autoridades.

Y tendríamos toda la razón del mundo, puesto que somos un país soberano. A mi entender, eso es exactamente lo que hacen algunas ONG's de nuestro entorno con el dinero de todos nosotros: "insultan" a países como Marruecos, Argelia, el Chad, etc..., arropados pomposamente en su carisma de "benefactores de la Humanidad". Si esas ONG's creen que esos países- incumplen sistemáticamente los acuerdos y compromisos firmados en materia tan delicada como es el trato a la infancia, que presionen a sus propios gobiernos para que estos, a su vez, denuncien a esos países y sus gobiernos ante los Organismos Internacionales creados al efecto. Es más, que pongan directamente denuncias en los Juzgados españoles para que sea la Justicia internacional la que investigue y actúe.

Pero saltarse a la torera todas las normas internacionales e insultar impunemente a países soberanos desde territorio seguro, sabiendo sus dirigentes que ellos están seguros y a salvo, me parece que no es un procedimiento muy legal ni humanitario, que digamos, a la vez que puede crear serios problemas... ¡y no menos suspicacias! Mandar a pobres "cooperantes" con fe de conversos a que se enfrenten a la adversidad o, como en este caso, a incautos trabajadores por cuenta ajena con extraños "contratos de carga", máxime si son niños inocentes -¡madre mía, qué barbaridad!- puede traer, como he dicho antes, muy malas consecuencias.

Y si no, que se lo pregunten a la tripulación del vuelo charter que están detenidos en el Chad, que ahora las estarán pasando moradas. ¡Veremos cómo acaba esta mamarrachada humanitaria para esos pobres trabajadores y lo que le va a costar a España, es decir, a todos nosotros, deshacer el endemoniado entuerto!

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web