Imprimir

Aumentan un 46 por ciento en seis meses las ayudas alimentarias que entrega Cáritas

on . . Visitas: 652

Image

ImageLa Mesa Contra la Exclusión Social se volverá a reunir el 23 de octubre para cerrar el acuerdo de financiación del comedor y el albergue / Moisés Copa

Los miembros de la Mesa Contra la Exclusión Social se comprometen a sufragar de manera proporcional los costes del albergue de Vila, el comedor social y el centro de día de Cáritas hasta 2010 EIVISSA | ALBERTO FERRER

En los últimos seis meses, Cáritas ha incrementado en un 46 por ciento las ayudas alimentarias que reparte entre los más necesitados de las islas. El delegado diocesano de la ONG, Miguel Ángel Sánchez, dio a conocer esta situación tras la reunión de la Mesa Contra la Exclusión Social celebrada en la biblioteca del Obispado para examinar el anteproyecto del futuro centro de atención integral y la financiación del comedor social, el centro de día y el albergue municipal de Vila.

La mayor parte de las ayudas que proporciona la ONG católica consisten en un paquete compuesto de los productos más básicos de la cesta de la compra, como puedan ser aceite, leche, harina, azúcar o arroz, y proceden del excedente de producción de la Unión Europea.

 

Las entregas se han disparado al mismo ritmo que aumentan las dificultades de las familias de la isla por la crisis.

También crecen «muy fuertemente» las peticiones para recibir orientación laboral de la ONG. Y es que el delegado diocesano de Cáritas, Miguel Ángel Sánchez, advierte de que sólo estamos ante la punta del iceberg «porque ahora empiezan a cerrar los hoteles y las discotecas». Aún no se ha tocado fondo: «Nos tememos que mucha gente lo perderá todo», alerta Sánchez.

Las dificultades económicas se cebarán sobre todo «con los inmigrantes; como sucede siempre, los más pobres y los menos preparados son los primeros que pagan las crisis», comenta Sánchez, que llama a los pitiusos a «ser más generosos, porque en estos momentos es cuando más se necesita su ayuda».

En contra de lo que sostienen algunos responsables públicos, el delegado diocesano cree que hay muchas personas que «por su situación personal» a pesar de tener un escaso arraigo en la isla no se podrán marchar a otros lugares a buscar trabajo. «Una mujer joven, sin formación profesional, con tres o cuatro hijos y sin nadie a su lado no sé como podrá emigrar»- comenta- «y estoy hablando de una figura típica, porque muchas mujeres de América Latina están en esta situación».

Todos aportarán

En la reunión de la Mesa Contra la Exclusión -integrada por la ONG, los ayuntamientos y el Consell Insular- se alcanzó un preacuerdo para aportar la financiación necesaria hasta final de año para mantener el comedor social de Cáritas en Vila, que ha agotado la partida que hasta ahora aportaba en solitario el Ayuntamiento de la ciudad, que contrató 7.200 comidas.

Se estima que hasta diciembre se alcanzarán los 11.800. Las 4.000 raciones de diferencia ascienden a 18.000 euros que pagarán entre todos los consistorios de manera proporcional a su población. Para el año que viene también se contará con el Consell.

Se necesitarán 200.000 euros, de los que el ejecutivo insular aportará el 35 por ciento y los ayuntamientos se repartirán el 65 por ciento restante. Se estima servir 12.000 comidas, con un coste de 53.100 euros. A esto hay que sumar el presupuesto del albergue municipal y el centro de día de Cáritas, que ascienden a 150.000 euros.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web