Imprimir

Francia crea una tasa sobre el capital para combatir la pobreza

on . . Visitas: 714

Image

OCTAVI MARTÍ - París  El presidente Sarkozy anunció ayer la creación de una tasa de un 1,1% sobre los beneficios del patrimonio y de las inversiones. "Estimo normal ese esfuerzo de solidaridad para que todos contribuyamos a salvar de la pobreza y la exclusión a tres millones de compatriotas" dijo Sarkozy después de recordar que su mandato había comenzado "suprimiendo los derechos de sucesión para el 95% de los franceses, permitiendo a quienes debían pagar el controvertido Impuesto sobre la Fortuna transformar la carga fiscal en inversión y estableciendo un escudo fiscal por el que nadie puede verse obligado a pagar más del 50% de lo que gana".

Contradiciéndose respecto a lo expuesto en otras oportunidades, a saber, que sus medidas no eran sólo para los ciudadanos más favorecidos, ayer Sarkozy resumió su iniciativa diciendo que "si hay dinero para los de arriba, también tenía que haberlo para los de abajo". Esa nueva tasa tiene que aportar a las arcas del Estado unos 1.500 millones de euros que servirán para poner en marcha, desde mediados de 2009, el RSA (Ingreso de Solidaridad Activa), la medida social-faro del ejecutivo sarkozysta defendida por Martin Hirsch, un antiguo socialista cooptado por el actual Gobierno en su estrategia de "política de apertura".

El RSA es un complemento salarial destinado a favorecer la reinserción laboral de quien vivía de subsidios. Según Hirsch "el objetivo del RSA no es aumentar el gasto social sino hacerlo más justo y eficaz". Críticas Alain Lambert, senador de la mayoría y ex ministro del presupuesto, considera que "la tasa va en el mal sentido". Otro diputado conservador, Lionel Lucca, considera la medida "grotesca" y como un peaje a la influencia de ministros procedentes de la izquierda.

Los empresarios han criticado la tasa. Frank Riboud, principal accionista de Danone, ha sido muy claro: "Si a una empresa se la carga con una tasa nueva, ¿qué hace?: repercutir el coste sobre el consumidor". La patrona del patronato, Laurence Parisot, tampoco se ha mordido la lengua: "Hay que dejar de aumentar las tasas obligatorias". En la actualidad la tasa francesa de retenciones obligatorias se establece en un 43,5% del PIB.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web