Imprimir

La demanda de ayudas sociales se dispara hasta las 770.000 personas

on . . Visitas: 615

Image 

El consejo económico y social catalán alerta de la creciente "brecha social" A. T. - Barcelona -

La demanda de protección social en Cataluña se dispara y se desboca. De la ayuda a las personas dependientes en su domicilio a la búsqueda de un alojamiento alternativo, los servicios sociales básicos de atención primaria tuvieron que atender a casi 770.000 personas en 2006, último año del que se dispone de datos.

Son cerca de 250.000 personas más de las que eran usuarias de esos mismos servicios cuatro años antes. O un incremento disparado del 48% desde 2002, que afecta en especial a las personas mayores y a las discapacitadas.

La tasa de riesgo de pobreza, que afecta más a los mayores, crece del 17% al 19%. El CTESC pide más gasto social y un cambio de modelo económico.

 

Sobre todo ahora, en plena crisis económica y con el paro al alza, la comunidad catalana corre el riesgo de ver cómo se ahonda su "grieta social", si se tiene en cuenta que los años de bonanza económica, que duraron hasta 2007, "no han servido para reducir distancias".

Es la advertencia que lanzó ayer el nuevo presidente del Consejo de Trabajo Económico y Social de Cataluña (CTESC), Josep Maria Rañé, al presentar la memoria de este órgano consultivo del Gobierno catalán correspondiente a 2007. Aunque la protección social va más allá de la lucha contra la pobreza, la tasa catalana de riesgo de pobreza aumentó del 17,2% al 19% de 2005 a 2006.

El presidente del CTESC y ex consejero de Industria subrayó que la evolución a todo tren de la demanda de protección social no puede atribuirse, "o no en exclusiva", al incremento de la población (el 13,3% más que en 2001) ni, en particular, a la llegada de inmigrantes, ya que la mayoría de éstos llegaron en edad de trabajar (entre 25 y 45 años). "La clave ha sido el envejecimiento de la población", subrayó Rañé, quien pidió en nombre del organismo que preside que se incremente el gasto social, "insuficiente", y que se despliegue con rapidez la Ley de Dependencia, que va "con retraso".

El gasto social equivale al 20,8% del producto interior bruto (PIB), cuando la media comunitaria, incluso respecto a 27 países, es muy superior (27,2%). Pese a que el perfil de pobreza que más abunda es el de la mujer de cierta edad que vive sola, para el CTESC se abre un nuevo frente en el que la pobreza podría afectar más a niños y jóvenes. La entidad asesora estima que el crecimiento de la economía catalana, que en 2007 creció el 3,6%, sólo lo hará este año "entre el 1,5% y el 2%", con un salto en el nivel de paro del 6,6% al 9%.

La previsión de crecimiento del consejero de Economía, Antoni Castells, es del 1,8%. El paro en el primer trimestre del año fue del 7,6%. El cambio de coyuntura hace más evidente para los agentes sociales la necesidad de reorientar el modelo de crecimiento económico, del que hasta ahora han tirado la construcción y los servicios de escaso valor añadido.

Es algo de lo que el Gobierno catalán lleva años hablando. Rañé, ex consejero de Industria, admitió que la demanda que ha tirado de la construcción y la política monetaria de tipos bajos "no ha ayudado a que nos movamos desde el viejo modelo".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web