Imprimir

Un informe de Cort indica que 14.000 niños y niñas viven por debajo del umbral de la pobreza

on . . Visitas: 950

Image 

Balears está a la cabeza en incidencia de abusos sexuales a menores

JOSEP CAPÓ. PALMA. Un informe encargado por la concejalía de Servicios Sociales pone de manifiesto que un total de 14.000 niños y niñas palmesanos viven por debajo del umbral de la pobreza. Se trata de personas menores de 16 años que viven en situaciones de familias monoparentales, con trabajos precarios e inestables, familias con padres que por diferentes motivos han quedado fuera del mercado laboral o que dependen de subsidios o pensiones de subsistencia, entre otras situaciones.

Este dato es uno de los que se incluye en el estudio base para la elaboración de una estrategia integral de atención a la población infanto-juvenil en riesgo y en dificultades sociales en el municipio de Palma, junto con otros, también negativos, referidos a la población infantil y juvenil.

Entre los "numerosos" indicadores "muy negativos" que presenta la ciudad en relación a este tramo de población, el teniente de alcalde Eberhard Grosske destacó que Balears es la primera comunidad autónoma en incidencia de abuso sexuales a menores. El informe municipal recoge que, en 2006, en Mallorca se detectaron un total de 42 casos. También estamos a al cabeza en fracaso escolar, con el 36% de los alumnos que, cuando finalicen la etapa de educación obligatoria, no habrán obtenido el correspondiente título. La comunidad es también puntera en denuncias de violencia de género. El año pasado se registraron un total de 2.612. El estudio municipal, elaborado por Serafín Carballo García y Olga Guerra Arabolaza, señala que el 48% de los niños son testigos directos y, por lo tanto, víctimas de maltrato psicológico, hecho que implica que 1.292 niños y niñas padezcan este tipo de maltrato.

 

Delincuencia juvenil Balears también estuvo a la cabeza en cuanto a crecimiento de la delincuencia juvenil en el período 2002-2004 y es asimismo la primera comunidad, junto con Canarias, en relaciones sexuales de menores y en interrupciones de embarazos en jóvenes adolescentes. También tiene la mayor tasa del Estado por lo que se refiere a trastornos mentales infantiles. De igual forma, según los estudios realizados, el 23% de las niñas y el 15% de los niños han manifestado haber sido víctimas de abusos, agresiones sexuales o haber estado sometido a a conductas sexuales inadecuadas. El 90% de los agresores son personas de sexo masculino y el 80% de los abusos se producen en el entorno familiar. La edad de mayor vulnerabilidad se sitúa entre los 5 y 11 años. Con el fin de hacer frente a esta situación se elaborará un plan integral de infancia, adolescencia y familia, se creará un observatorio de la infancia y se formarán equipos específicos de intervención, entre otras medidas.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web