Imprimir

La Comunidad Valenciana es «Tercer Mundo»

on . . Visitas: 946

Image 

Uno de los logros más significativos de la transición democrática española fue que nuestro país pasó de ser un país receptor de fondos destinados a la «Ayuda al Desarrollo» a ser un país donante. Los países empobrecidos, aquéllos que sufren las consecuencia del carísimo hiperdesarrollismo de los países empobrecedores, tenían un nuevo financiador: España. En la Comunidad Valenciana eso ha cambiado. Una Comunidad Autónoma que presume de enviar el 0'7 % de su presupuesto a la Cooperación al Desarrollo, un Molt Honorable President que en campaña electoral promete la máxima solidaridad con los más pobres... está utilizando fondos destinados a la ayuda a los países empobrecidos para fines absolutamente contrarios. La Comunidad Valenciana ha recibido 33 millones de Euros destinados a «Ayuda al tercer mundo». Una millonada que figuraba, básicamente, en tres líneas: «Acciones de promoción y defensa de los Derechos Humanos», «Acciones de iniciativa social» (prevista para mejorar las condiciones de vida de la población más empobrecida) y «Acciones institucionales de Cooperación Internacional al Desarrollo».

Y ¿cúales han sido los importantes proyectos de desarrollo social de los colectivos empobrecidos que han recibido esa inyección económica 2.750.000 euros sirvieron para casi duplicar el presupuesto inicial de la empresa pública creada para la propaganda de grandes eventos; medio millón de euros han ido al Programa Copa América 2007; algo más de 20 millones a «gastos diversos y tercera edad», en concreto, a financiar estancias residenciales de las personas mayores y a financiar la promesa electoral de la gratuidad de los libros de texto, destinos éstos últimos perfectos pero no a base de suprimir casi la mitad del presupuesto de Cooperación al Desarrollo. En realidad el donante de esos dineros que el señor Camps se ha gastado alegremente es la propia Comunidad Valenciana. Tal vez, el Muy Honorable ha pensado que la solidaridad bien entendida empieza por uno mismo. O que, total, como es dinero para el desarrollo, desarrollémonos nosotros primero. ¿Es ése el concepto de solidaridad que cabe esperar del President , ¿es la arbitrariedad personal el criterio que va a regir la gestión presupuestaria del dinero que, no olvidemos, es de todas las personas que vivimos en Valencia La respuesta es sencilla, sobre todo sabiendo que no es ésta la primera vez que se utilizan fondos de Cooperación al Desarrollo en fines propagandísticos a la mayor gloria de algún muy honorable. Ya sabíamos que el desarrollo de los países empobrecidos no era una prioridad de este gobierno, y sabíamos que el discurso solidario pre-electoral es pura demagogia (las transferencias de crédito que casi vaciaron el presupuesto de cooperación se hicieron dos días antes de las elecciones, cuando todavía en los mítines y autobuses se alardeaba de destinar el 0'7 % del presupuesto a compensar el brutal expolio que sufren los países empobrecidos a manos de buitres sin prejuicios). Sabíamos que esta tradición de hacerse la foto con las Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo y, luego, si te he visto no me acuerdo se remonta, al menos, a otro Molt Honorable, el señor Zaplana. Seguimos sabiendo lo que ya sabíamos pero, ahora, podemos mostrar un buen ejemplo de una manera más de colaborar a agrandar la brecha que separa pobres y ricos: desviar los recursos de los más pobres del mundo. Los efectos de estas jugadas políticas a espaldas de los ciudadanos son otros terremotos que nos afectan, primero, en la Comunidad Valeriana, que se sabe engañada, y, luego, en los países empobrecidos que dejan de recibir una colaboración a sus esfuerzos aprobada por los representantes de los valencianos en las Corts. El terremoto de Perú es una emergencia, el desarrollo de los países empobrecidos es una emergencia, sin embargo, 250.000 euros pensados para paliar en algo las endurecidas condiciones de vida en los países empobrecidos se desvían para su uso por la firma publicitaria creada por la Copa América y la Volvo Ocean Race... «Quosque tandem, Catalina,...». Hay dos Camps, el personaje populista y el gobernador que toma decisiones, éste está en continua conjura contra aquél. José María Ruiz Olmos pertenece a la Plataforma contra la Pobreza, la Exclusión y la Desigualdad Social en Alicante.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web